El Honda Fit 2014 llega a México pero sigue siendo caro

Honda acaba de anunciar la llegada de uno de sus modelos, que si bien no aporta mucho al mercado, es una opción más entre los compradores que buscan un coche pequeño y maniobrable en ciudad. El Honda Fit, en su variante 2014, acaba de llegar al mercado mexicano en donde Honda ha ganado una marcada presencia. Y aunque el equipamiento sigue siendo abundante, no se notan cambios para mejor, ni siquiera en la parte estética, además de que sigue siendo un auto caro.

Honda Fit

El nuevo Honda Fit contará con tres versiones. En la versión de entrada contará con el motor L4 con i-VTEC de 1.5 litros y 118 caballos, sistema Antibloqueo de Frenos (ABS), asientos traseros con sistema Utility, Long & Tall (UTL), entrada auxiliar para reproductor de audio (versiones LX y EX) e interfaz de audio USB compatible con iPod y otros dispositivos de almacenamiento (solo versión EX), además de otros elementos. En lo que respecta a los cambios externos, poco y nada que decir ya que no adopta algunos detalles que sí se ofrecen en la versión americana sobre todo en el frente, por lo que permanece invariable.

Los precios que ha anunciado Honda México para el Honda Fit comienzan en los 202.900 pesos para la versión LX con transmisión manual, 217.900 para el LX automático y 235.850 para el EX automático. Vale decir que aunque los precios son más o menos similares al cambio a las versiones americanas (las únicas comparables) el equipamiento de sus hermanos "gringos" es mucho más completo. Eso, sin contar a la variante eléctrica Honda Fit EV que en México brilla por su ausencia.

El problema del Honda Fit: el precio

Honda Fit en México

El Honda Fit sigue siendo un buen coche urbano y de bajos consumos, pero en México continúa siendo caro frente a la competencia. Por ejemplo, el Chevrolet Sonic cuesta $173.000, el Ford Fiesta de 5 puertas es levemente más barato, lo mismo que el Mazda2. Teniendo en cuenta que poco nuevo tiene para ofrecer el Honda Fit en su variante 2014, los precios parecen estar demasiado inflados con respecto a otros modelos más recientes.