¿Te gusta el drift? Johan Schwartz consiguió el derrape más largo: 82,52 kilómetros

Si, 82,52 kilómetros de auténtico drift para conseguir el derrape más largo de la historia. Johan Schwartz ha sido el artífice de esta espectacular maniobra, un instructor del BMW Performance Center que quiso formar parte del Libro Guinness de los Récords haciendo lo que mejor sabe hacer: drift.

derrape más largo

Conseguir el derrape más largo de la historia no ha sido nada fácil y más, si tenemos en cuenta que la anterior marca se situaba en 76,78 kilómetros. Y seguro que te preguntarás: ¿cómo han aguantado tanto los neumáticos? Pues hay truco, el suelo fue mojado por la organización para que las gomas se desgastasen lo menos posible. Y es que, si no hubieran realizado esto, no se podría haber conseguido esta supermarca ya que el récord al derrape mas largo sobre una superficie seca lo tiene Mercedes Benz con 2.308 metros totalmente de lado.

Volvamos al derrape mas largo sobre una superficie algo más resbaladiza. Para esta proeza, Johan Schwartz eligió un BMW M5 de 2013 con el cambio automático M-DCT y unos neumáticos de alto rendimiento, y duración, creados por Continental, uno de los grandes suministradores de compuestos para coches deportivos. En concreto, las gomas eran unas ContiSport de ultra-alto rendimiento con 255/30/20 delante y 295/30/20 detrás. Y sino te lo crees, mira el vídeo que ha publicado BMW:

El trazado, situado en el BMW Performance Center cerca de Greenville, sobre el que se realizó el derrape mas largo tenía una longitud de tan sólo 256 metros, así que para completar los 82,52 kilómetros tuvo que dar totalmente de lado un total de 322,34 vueltas. No sabemos si acabó muy mareado, pero tiene que ser una auténtica proeza realizar tantas vueltas totalmente de lado, bueno, haciendo drift, porque no siempre derrapar es ir de lado, con deslizar ligeramente el tren trasero la organización lo considera drift.

La combinación de un asfalto resbaladizo, las manos de Schwartz y el BMW M5 F10 fueron los pilares para alcanzar este nuevo récord mundial que tiene como objetivo, tanto la publicidad, como los fines benéficos porque todo el dinero obtenido del premio por conseguir el derrape más largo será invertido integramente en caridad empleando como intermediario el BMW Charity Pro-Am.