MotorFULL Verde: Porsche 918 Spyder, cinco modos de conducción para gobernarlos a todos

No han pasado ni 24 horas de la presentación oficial del Porsche 918 Spyder y sin tener todos los datos, porque faltan algunos, hoy me voy a hacer eco de cómo hay que conducirlo, o mejor dicho, cómo nos van a dejar conducir el nuevo supercoche de Porsche. La marca nos ha reservado hasta cinco modos para que los adaptemos a las condiciones, ya sea de la vía, de nosotros, o de las necesidades que tengamos. Es por eso que el Porsche 918 Spyder es un 5x1, cinco coches en uno sólo.

Porsche 918 Spyder como vehículo totalmente eléctrico

918 Spyder

Si queremos un coche deportivo con el que podamos recorrer un buen número de kilómetros sin gastar un euro en gasolina, el 918 Spyder es nuestro coche. Si el resto de oponentes no permiten recorrer muchos kilómetros, con éste tendremos hasta *30 kilómetros de autonomía hasta llegar al fin de las baterías. Con el impulso de los dos motores, el Porsche 918 Spyder se conforma con unos 280 caballos, 130 en el eje delantero aproximadamente y 156 para el trasero.

En este modo 100% eléctrico el 918 Spyder funcionaría como un tracción total permitiéndonos acelerar de 0 a 100 km/h en algo menos de 7 segundos y la única limitación, a parte de la autonomía, es la velocidad máxima, que será de 150 km/h. Nada mal para un eléctrico, aunque eso si, la autonomía es muy justa y tan sólo nos servirá para no consumir nada de gasolina en ciudad, más allá de este terreno, podríamos decir que no tiene mucho sentido salvo para fardar.

Modo Hybrid, donde se combina lo clásico con lo más novedoso

918 Spyder

El 918 Spyder tiene en este modo híbrido su verdadera razón de ser, más allá de las prestaciones. Si bien pensarás que el comprador de un vehículo como este sólo lo quiere para correr, seguro que agradecerá que pueda usarlo para algo más. Y ese algo más se puede conseguir con este modo que combina las bondades del espectacular propulsor V8 con 4.6 litros y 570 caballos de potencia con el sistema eléctrico.

La premisa en este modo es conseguir una mezcla perfecta entre prestaciones y consumo. No sabemos más peculiaridades de este funcionamiento, pero entendemos que el coche está algo descafeinado y que pierde algo de garra en aras de un consumo más ajustado. La prioridad la tendría el sistema eléctrico que estaría ayudado por el enorme V8, pero tan sólo como apoyo. En este modo es fundamental la recuperación de energía en las frenadas.

Sport Hybrid, para el que quiera algo más de prestaciones sin renunciar a los consumos

918 Spyder

Pero si queremos revertir esta relación, tendremos que seleccionar el modo Sport Hybrid en la consola central. Con esta configuración tendremos al V8 como el director de la orquesta, mientras que los motores eléctricos se dedicarán a apoyar el funcionamiento para buscar las mejores prestaciones.

Con este modo nos importa un pimiento el consumo, sólo se ofrece aceleración, prestaciones y velocidad en el paso por curva. Todo para que el conductor realmente note de lo que es capaz el Porsche 918 Spyder. No es lo más radical posible, ya que sigue habiendo una pequeña concesión a la reducción de consumos, pero es donde el 918 Spyder comienza a mostrar su ADN.

Modo Race Hybrid, el lugar en el que el 918 Spyder comienza a sentirse querido

918 Spyder

887 caballos. Esto es lo que tendremos bajo nuestro pie si pisamos el pedal derecho con todas nuestras fuerzas. Ya no sólo se exprime los tres motores hasta que no puedan dar más, sino que la transmisión PDK con doble embrague y el sistema de tracción semi-total, se ocuparán de dejarte pegado al asiento y que no puedas dejar de sonreír.

Olvídate de consumos, en este modo el 918 Spyder es casi tan feliz como su propietario. El coche enseña por qué ha causado tanta expectación a lo largo de todos estos años de creación, de duro trabajo. Todo, para que subirte a él sea lo mejor que te puede pasar en el día, en la semana o en toda tu vida. Pero, ¿Y si aún quiero más?

Función Hot Lap

Prototyp 918 Spyder

Reconócelo, hasta este último modo no parecía que estuviéramos hablando del Porsche más rápido de los últimos años. Y si con el modo Race Hybrid podríamos darnos por satisfechos, el fabricante alemán tiene guardada una pequeña sorpresa para todos aquellos que busquen ser los mejores en un circuito a una vuelta.

Dentro del modo Race Hybrid, y tan sólo en este modo, podremos seleccionar la función Hot Lap que exprimirá todos los elementos del coche para ser el más rápido a una sola vuelta. Se necesitan las baterías bien cargadas y una mente capaz de conducir al 918 Spyder hasta sus límites teóricos, por encima casi de las reglas de la propia física. Con este modo activado es con el que se puede pasar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y dar una vuelta al viejo trazado de Nürburgring en 7:14.

Estos son los cinco modos de funcionamiento del nuevo Porsche 918 Spyder, cinco razones más allá de la lógica que debes plantearte al adorar este coche por el resto de tu vida.