Volvo Flywheel KERS, en busca de la eficiencia energética

Recientemente hemos visto cómo Volvo se ha centrado en el desarrollo de nuevos sistemas de seguridad, por no hablar de las versiones R-Design pensadas para los S60, V60 y XC60. Pero está claro que una marca sueca como Volvo, siempre se ha preocupado por el medioambiente, por lo que hoy nos hemos despertado con una noticia relacionada con el sistema Volvo Flywheel KERS que ahorrará hasta un 25% de combustible. Vamos a ver de qué se trata.

Volvo Flywheel KERS

Ciertamente, Volvo está teniendo recientes problemas con desarrollos sostenibles como el Volvo C30 Eléctrico, pero no por ello descansa en la búsqueda de la eficiencia termodinámica que todas las marcas ansían. Es por ello que Volvo tiene muchas esperanzas puestas en el sistema Volvo Flywheel KERS que ahorrará hasta un 25% del combustible con respecto a versiones que no equipen dicho sistema. Para ello hay que decir que Volvo lleva ya unos dos años de desarrollo sobre este particular sistema KERS basado en un volante inicial que almacene la energía cinética y luego sea capaz de usarla en los momentos de aceleración para conseguir una mejor eficiencia. En concreto el Volvo Flywheel KERS funciona cuando nos acercamos a un semáforo en rojo, ya que cuando frenamos el volante de inercia sigue girando hasta que la luz se pone en verde, y la energía cinética almacenada es transferida a las ruedas traseras gracias a un sistema de transmisión especial desarrollado por Volvo.

Según la propia Volvo, esta eficiencia en grandes aceleraciones es potenciada en hasta un 25% de ahorro de combustible asociado a un motor turbo de cuatro cilindros, pero ofreciendo un rendimiento similar al de uno de seis cilindros turbo, ya que el Volvo Flywheel KERS ofrece 80 CV extra. De esta forma, un Volvo S60 podría experimentar una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 5,5 segundos con un motor de cuatro cilindros turbo, lo que habla de la eficiencia y la potencia del conjunto, ya que este comportamiento es más propio de una versión de seis cilindros turbo, pero con un consumo mucho menor. Por otro lado, el Volvo Flywheel KERS, al estar basado en un volante inercial, conseguiría una eficiencia aún mayor en las grandes ciudades con constantes frenadas y aceleraciones, y también por el hecho de que tiene cierto límite en el almacenamiento de energía cinética (almacena tanta energía como vueltas puede dar el volante inercial). Las ventajas: es un sistema mucho más barato, menos pesado y mas simple, por lo que el mantenimiento es más asequible para todos. De esta forma, los consumos de combustible dentro de las ciudades mejorarán hasta ser considerados similares a los extra-urbanos.

Volvo Flywheel KERS