Volvo C30 eléctrico, ligera renovación para el eléctrico que no llega a venderse

Si te dijera que el Volvo C30 eléctrico sigue siendo una apuesta de Volvo para ser el títere de su apuesta eléctrica, ¿te lo creerías?. Como sabrás, desde hace un año, mas o menos, ya no se vende el C30 y ahora su sustituto, el V40, está haciendo el trabajo que no fue capaz de realizar el compacto sueco. Pero es curioso, que hayan seguido con el proyecto de un Volvo C30 eléctrico, y es tan importante este modelo para Volvo, que durante 2013 se distribuirán 100 unidades por Europa de su nueva generación. Vamos a ver que cambia.

Volvo C30 eléctrico

Hace más de tres años que el fabricante sueco lleva trabajando sobre el Volvo C30 eléctrico, y aún no ha salido de la fase de preproducción, como las versiones Alpha de muchas aplicaciones o servicios web, que parece que nunca van a presentar el modelo final. El Volvo C30 eléctrico no es más que un proyecto, un coche con el único fin de servir de pruebas, es por eso que no se vende, se comercializa bajo una modalidad de leasing y a una escala muy, muy reducida. Tanto es así que podría ser el Volvo más exclusivo nunca fabricado.

Para comenzar, el cambio más interesante es la incorporación de un cargador más rápido de hasta 22 kW de potencia y que ya montan vehículos como el Renault ZOE. Este tipo de recarga se irá popularizando con el paso del tiempo y se acabará convirtiendo en la que usemos dentro de unos años para recargar nuestro coche cuando no estemos en casa.

¿Qué ventajas tiene este nuevo sistema de recarga?

Volvo C30 eléctrico

Con este sistema las baterías sufren mucho menos que con la recarga rápida, que puede ser de hasta 50 kW y que si bien consiguen recargar las baterías en mucho menos tiempo, son algo más perjudiciales y pueden hacer que la durabilidad o la autonomía sean menores. Reduciendo este dato hasta los 22 kW se consigue una recarga completa en aproximadamente 1 hora y media, mas o menos, en lugar de las 8 horas del cargador lento.

Este nuevo sistema también tiene una peculiaridad, y es que emplea corriente trifásica, su conector es bastante pequeño y permite recargar en 10 minutos unos 20 kilómetros de autonomía, una característica que dotará de tranquilidad a los 100 afortunados conductores del Volvo C30 eléctrico 2013.

Volvo C30 eléctrico

Pero este no es el único cambio, el motor también ha sido revisado. Tanto es así, que ahora lo fabrica Siemens y desarrolla 121 caballos de potencia con 250 Nm de par y si bien no sabemos la ficha técnica completa del Volvo C30 eléctrico, si que la marca ha comunicado que tendrá una autonomía de 164 kilómetros y podrá pasar de 0 a 70 km/h en 5,9 segundos. No tenemos mas datos, es una lástima no saber cifras de recuperaciones o de velocidad máxima.

Lo que tampoco sabemos es su precio, tan sólo conocemos que se distribuirán 100 unidades por toda Europa durante este año y que también habrá que adquirir el Volvo C30 eléctrico bajo la modalidad de Leasing. Y es que hay que recordar, que el objetivo de Volvo con el Volvo C30 eléctrico es tener una buena base de pruebas para poder integrar esta tecnología en los futuros modelos eléctricos de la casa sueca, algo, que no tardará mucho en suceder.