Didier Leroy, CEO de Toyota Europa, habla del futuro de la marca

Bajo el marco del Salón del Automóvil de Ginebra, Didier Leroy, el CEO de Toyota Europa, habló en una mesa redonda con algunos medios de comunicación acerca del futuro de Toyota, una charla muy interesante que recoge la línea de trabajo que seguirá la marca japonesa en el viejo continente.

futuro de toyota

De su entrevista, se extraen varias confirmaciones muy interesantes, que antes no eran mas que suposiciones y ahora se desvelan. Para comenzar, para 2014, el futuro de Toyota pasa por renovar toda la gama del segmento C, es decir, el nuevo Auris (del que dentro de poco os ofreceremos una interesante prueba, pero puedes empezar leyendo la que realizó David Rubia del Toyota Yaris HSD), el restyling del Auris Touring Sports wagon, el Verso y el RAV4. Toda una gama que se caracteriza por tener un diseño más audaz y afilado, unas líneas de diseño con las que están ganando muchos clientes. Además, llevará un Corolla sedan en 2014 para los mercados de Europa del Este y algunos de Europa Occidental.

futuro de toyota

La entrevista se centró, en gran medida, en el impacto de los vehículos híbridos e híbridos enchufables, dos segmentos que están prácticamente liderados por Toyota, aunque el resto de marcas están comenzando a sacar alternativas muy interesantes. La gama de HSD de Toyota arranca con el Yaris HSD, que se puede adquirir en nuestro país por unos 15-16.000 euros, en función de las promociones vigentes, continúa con el Auris HSD y seguirá con el Auris Touring Sports wagon HSD, que se pondrá a la venta en Junio de este año. Y este si que será un gran lanzamiento ya que será el primer modelo en su segmento en ser híbrido.

futuro de toyota

La gama continúa con toda la saga Prius, un modelo, o modelos mejor dicho, más que consolidados en nuestro país. Pero Lexus juega un papel primordial en la popularización del vehículo híbrido y es que hasta el 57% de sus ventas se corresponden a modelos que tienen esta configuración mecánica.

Según Didier Leroy, este año las ventas de los modelos híbridos representarán del 17 al 18 por ciento de todas las ventas europeas de Toyota y Lexus. Esto situa la cifra en hasta cinco puntos superior a la registrada el pasado año y en hasta 7 la conseguida en 2011, un incremento espectacular que se debe a que los clientes ven al vehículo híbrido como una alternativa a los coches diesel, además, pagan menos impuestos y están exentos del de circulación. La suavidad del funcionamiento del propulsor gasolina unido a la eficiencia de uno eléctrico es una sensación que hay que probar para poder hablar de ella.

futuro de toyota

Y ¿dónde se pueden alcanzar los mejores resultados de ventas? Pues según el CEO de Toyota, los países de Europa Occidental registran los mejores datos y valga un ejemplo, en los Países Bajos los híbridos llegan a alcanzar el 45% de las ventas. Una cifra que cada año crece y que confirma el punto de inflexión tan importante en el que se encuentra este tipo de vehículo.

Pero en Toyota saben que no pueden vivir sólo de los híbridos y aunque la situación en el mercado europeo no es la mejor, desde la marca creen que el futuro de Toyota pasa por apostar también por mercados como Rusia o Europa del Este, donde la crisis está afectando pero no tanto como en la zona Euro. No obstante son positivos y creen que pueden llegar en 2015 o en 2016 a conseguir el millón de unidades vendidas por Toyota y Lexus en los 56 mercados europeos.

futuro de toyota

Para conseguir esta cifra, la marca quiere construir el 75% de los vehículos vendidos en Europa en esta región para dentro de dos o tres años, una cifra que se incrementaría en 10 u 11 puntos con respecto a la cifra actual. Y un ejemplo de ello es que el nuevo Auris solo se fabricará en Reino Unido.

Y es que el mercado europeo, según Didier Leroy no puede seguir bajando y para el próximo año ya se espera un ligero repunte en el dato de ventas gracias a las acciones que están desarrollando los gobiernos y que mostrarán resultados positivos en el 2014.

futuro de toyota

Pero no todo se tiene que confiar a las acciones que hagan los gobiernos, los fabricantes tienen que tener la capacidad de remodelación interna y en Toyota lo tienen claro. La reducción de costes pasa por adaptar la organización interna a este nuevo escenario y el primer paso de Toyota fue la reducción de la plantilla en su sede de Bruselas para que la organización sea mucho mas delgada. Pero la situación no pasa por despedir, sino por modernizarse internamente: nuevos procesos de producción, vehículos más rentables, asociaciones con otros fabricantes...

El sector de automóvil está en permanente evolución y el futuro de Toyota pasa por adaptarse a los nuevos tiempos. Vehículos eficaces, eficientes y pasionales, todo ello a un buen precio. En la marca lo han comprendido y basta con ver el resultado de sus últimos vehículos.