Downsizing en el mundo del motor, ¿Qué es?

En MotorFull hemos hablado en alguna ocasión del término downsizing. Ahora bien, ¿A qué se refiere el término downsizing en el mundo del motor? Trataremos de explicarlo de la manera más sencilla y corta posible. Realmente se trata de una práctica que se ha comenzado a aplicar en las principales marcas del sector desde que el mercado ha cambiado de hábito.

Motor Ford EcoBoost 1.0

Como ya he comentado en repetidas ocasiones (y no me gusta repetirme en exceso), lo que la gente busca es motores potentes pero con un consumo de combustible más moderado. Es ahí donde entra el downsizing. Antes de comenzar a hablar de cómo funciona y afecta al mundo del motor esta práctica, me gustaría recomendaros la lectura de un artículo de mi compañero Daniel que habla sobre cómo un motor se vuelve más eficiente y pequeño. Lo podríamos utilizar como introducción a este artículo.

Desde que apareció el fenómeno “Downsizing”, ha pretendido sustituir a los motores de gasolina de alta cilindrada por otros más pequeños sobrealimentados. ¿El objetivo? Reducir el consumo de combustible pero manteniendo las mismas prestaciones de potencia y par motor máximo. Aunque parezca imposible, se puede conseguir.

Para hacernos una idea más clara, en los motores diésel se ha estado utilizando desde hace muchísimo tiempo un turbocompresor y sistemas de inyección con mayor presión para conseguir unos rendimientos nunca antes vistos en el sector automovilístico.

Si todavía no os queda muy claro sobre qué tipo de motores hacen uso del fenómeno Downsizing os diré un claro ejemplo, motores EcoBoost de Ford. ¿A que ahora queda más claro sobre qué tipo de motores estamos hablando? Pues bien, esto es lo que diferentes marcas han estado buscando aunque algunas con menos éxito que otras.

En el caso de Ford, su motor EcoBoost de 1.0 litros de gasolina ha recibido numerosos galardones gracias a sus increíbles prestaciones y consumo de combustible tan moderado. Dicho motor se homologa en diferentes potencias pero si nos centramos en el de 100 CV, veremos que tiene unas emisiones de CO2 de apenas 109 g/km.

¿Cómo funciona el Downsizing?

Un ejemplo claro. La potencia para circular (con un coche de tamaño medio) a 70 km/h a 2.000 rpm es de 7 kW. Por tanto, un motor de 2.0 litros necesita una presión media de 2,1 bares y un motor de 1.0 litros necesita el doble, es decir, 4,2 bares. Por tanto, el consumo específico pasaría de 400 a 300 g/kWh del primero al segundo motor citado anteriormente.

Hace unos años parecería impensable introducir sistema de sobtrealimentación si no fuera para un coche deportivo de altas prestaciones. Pero en el downsizing, la introducción de dicha tecnología permite a los motores de baja cilindrada alcanzar un nivel de prestaciones aceptables sin que ello repercuta directamente en el consumo de combustible. ¿Todavía no te queda claro cómo funciona un motor downsizing? Échale un vistazo al siguiente vídeo.

Nos guste o no, es un futuro por el que vamos a pasar si o si. Los tiempos en los que la potencia estaba desligada al consumo ya son de otra época pasada y que mucho me temo no volverán. Ahora bien, también debemos partir de la base que todo tiene un límite y muchas marcas como en este caso Ford, ya han dejado caer que tarde o temprano se alcanzará el límite que puede ofrecer esta tecnología en cuanto a reducción de consumo.

Será entonces cuando (en mi opinión) debamos dar el salto a los híbridos aunque para entonces, la tecnología de dichos modelos ya estará más extendida y accesible para todo el público.