BMW Serie 4, todo lo que sabemos de él hasta la fecha

La llegada del BMW Serie 4 a los mercados internacionales es todo un hito. Primero por adoptar una nomencaltura par, hasta ahora reservada al Serie 6 y que se dedica en exclusiva a modelos de tipo coupé o cabrio con un marcado carácter deportivo. Habitualmente, la llegada de una variante coupé del Serie 3 se englobaba dentro de esta gama y se conocía como Serie 3 Coupé. Bien, pues en BMW han decidido dar un paso hacia delante y la variante coupé de la berlina más pequeña de BMW se llamará Serie 4. De momento sólo conocemos su prototipo, el Serie 4 Concept Coupé, pero con la inminente llegada del modelo de producción, en MotorFULL hemos querido hacer un repaso a todo lo que sabemos de él.

BMW Serie 4

BMW Serie 4, un coupé con un estética de deportivo de raza

Lo que realmente llama la atención del BMW Serie 4 es su empaque visual y es que se puede reconocer a primera vista que no estamos ante un Serie 3 con dos puertas menos, no, es una vuelta de tuerca a una berlina para convertirla en el mejor coupé derivado de una berlina que ha creado BMW. Y no hay que hacer nada, simplemente echar un vistazo para darse cuenta que cualquier parecido con el Serie 3 es pura imaginación:

BMW Serie 4 BMW Serie 3
Longitud 4.641mm 4.624 mm
Ancho de vias delanteor 1.545 mm 1.500 mm
Ancho de vias posterior 1.593 mm 1.513 mm
Altura del techo 1.362 mm 1.429 mm
Anchura 1.826 mm 1.811 mm
Distancia entre ejes 2.810 mm 2.760 mm

Estas dimensiones mantienen las proporciones de típicas de los coches coupé de BMW: gran distancia entre ejes, largo capó, habitáculo desplazado hacia atrás, voladizos pequeños. Cuatro características que podemos observar en el Z4, en el Serie 6 y hasta en el Serie 1 con tres puertas (en este caso en mucha menor medida) y que en el BMW Serie 4 se amplifican mas si cabe.

BMW Serie 4

Hace una semana el BMW Serie 4 fue cazado mientras se rodaba el que será su primer spot publicitario y gracias a ello hemos podido comprobar como los cambios con respecto al Concept son muy ligeros y tan sólo afectará a la parte posterior, a los faros delanteros y a detalles en el equipamiento. Lo razonable vamos.

Si le damos un vistazo a su frontal podemos detenernos durante un buen número de horas. Como habrás podido ver, los faros se alargan hasta literalmente fusionarse con los enormes riñones delanteros, que ahora ocupan buena parte del frontal del BMW Serie 4. En el tubo interior del faro nace un conductor de luz que logra establecer un nexo entre el faro interior y la parrilla, por lo que el frente parece ser aún más ancho. Los detalles cromados de los paragolpes cambian de diseño con respecto al Concept, ahora envuelven a los antinieblas delanteros para culminar en la zona baja del frontal. Cada línea, cada nervio ha sido pensado para que la eficiencia aerodinámica sea su máximo exponente.

BMW Serie 4 Coupé Concept - filtrado

La entrada de aire incluye tres elementos decorativos de aluminio de acabado satinado que le confieren al coche un aspecto de gran aplomo. Esta toma de aire está dividida en tres partes: los lados de las dos varillas tienen anchos diferentes marcando límites claramente definidos entre el aire de refrigeración del motor, de los frenos, del aceite y aquellas que forman las cortinas de aire concebidas de acuerdo con el criterio BMW EfficientDynamics. Las cortinas de aire dirigen el flujo hacia la parte exterior de las ruedas, por lo que se produce una superficie aerodinámica favorable en la zona de los pasos de rueda. Esta configuración reduce perceptiblemente el consumo de combustible.

Levantando unos centímetros los ojos, los retrovisores también cambian y adoptan las formas de los empleados por el resto de la gama de BMW, son mas grandes y permitirán tener una visibilidad muy amplia. Los pasos de rueda tienen unas más que generosas dimensiones y es que este modelo podrá albergar llantas de hasta 20 pulgadas, y que demonios, le sientan de maravilla.

BMW Serie 4 Coupé Concept - filtración

La línea del techo desciende en la parte posterior hasta unirse con la zaga del coche al más puro estilo de un coupé, es capaz de alargar ópticamente el perfil y de acentuar la deportividad de la parte lateral. El diseño de las ventanas es bajo y alargado, y como es habitual, carecen del marco superior.

La zona posterior es la que más cambios ha recibido con respecto al concept y es que ya sabíamos que ese diseño era demasiado arriesgado como para integrarlo en el BMW Serie 4. Eso sí, los faros posterior mantienen prácticamente intactas sus formas, pero la extraña línea cromada y los tubos de escape que emanaban del Concept dan paso a un paragolpes de corte deportivo, similar al empleado por el BMW Serie 3 coupé, así como los tubos de escape, que podrán ser dobles o cuádruples, porque te recuerdo que el M4 está al caer.

BMW Serie 4, interior a la altura de las circustancias

Y si el exterior te resulta atractivo, el interior causará, como mínimo, esa misma impresión. Si bien es cierto que la variante definitiva aún no ha sido mostrada al público, podemos adivinar con facilidad que será un habitáculo heredado casi directamente del empleado por el BMW Serie 3, al menos en cuanto a diseño y calidad.

BMW Serie 4 Coupé Concept - interior filtrado

El diseño por capas, el llamado diseño "layering", es decir, la forma de usar líneas y superficies para crear capas que le confieren mayor volumen al conjunto, subraya el dinamismo del Serie 4 Concept en este espacio.

La cantidad de elementos opcionales disponibles en el catálogo que podrán ver los clientes en el concesionario será de los que asustan y si nos metemos en acabados Individual, podemos estar unas cuantas horas decidiendo el color del interior o si queremos un tipo de piel u otra.

Como en buen coupé creado por BMW, el conductor va situado muy atrás y ante él sólo tiene el impresionante salpicadero y un morro muy, muy largo. Y es que las plazas delanteras están muy cerca del eje posterior, algo que ayudará a que la conducción sea lo mas deportiva posible. Una sensación que es complicada de describir, pero que se nota cuando uno se pone a los mandos de un BMW con esta configuración. De hecho, me atrevería a decir que hasta con un modesto Serie 1 ya se puede notar la sensación de ir sentado muy atrás y con toda la fuerza del motor enviándose a las ruedas posteriores. Pues esto, seguro que el BMW Serie 4 lo amplifica.

BMW Serie 4 Coupé Concept - interior filtrado

Si bien aún no sabemos las cotas interiores, los ocupantes de las plazas delanteras tendrán muchísimo espacio, y los de las traseras lo tendrán algo complicado, te recuerdo que sólo estará en configuración 2+2 para beneficiar la comodidad de los ocupantes posteriores. La altura del techo será un handicap así como el espacio disponible para las piernas, nada grave, pero si a comentar. Se puede realizar un viaje sin problemas en esta zona siempre y cuando no se mida mas de 1.80-85.

La dotación en materia de tecnología y dispositivos de última generación, no solo dedicados al entretenimiento sino a la seguridad, serán algo habitual en el BMW Serie 4.

BMW Serie 4, oferta mecánica sin límites

El BMW Serie 4, al inicio de su comercialización, estará equipado con seis propulsores, aunque más adelante llegarán nuevos propulsores gasolina y diésel, y hasta quien sabe si veremos una opción híbrida. Seguro que se coronaría como una de las más deseadas por los posibles clientes: tener el consumo de un diesel pero el tacto de la gasolina.

Gasolina Diesel
428i 420d
428xi 425d
435i 430d
435xi 435d

Los 428i y 428xi (con tracción integral) se caracterizarán por un motor turbo de cuatro cilindros en línea y 2,0 litros capaz de entregar unos 240 CV de potencia y combinar un consumo moderado con unas prestaciones muy significativas. Las variantes deportivas en este inicio de vida comercial serán los 435i y 435xi que tendrán bajo el capó un motor turbo de seis cilindros en línea y 3,0 litros cuya potencia será cercana a los 300 o 315 CV.

BMW Serie 4

En el lado oscuro, el del diésel, la oferta se compondrá por el 420d, un 2 litros con una potencia aproximada de 180 caballos que podrán mover con soltura al BMW Serie 4 sin perjudicar por ello el consumo. Pero si eres de los que desean mas, seguro que llegan antes que tarde el 423d, el 430d y el 435d. Tres propulsores capaces de destrozar los cronómetros, sobre todo el último, sin por ello consumir en exceso. El BMW Serie 4 podrá equipar una caja de cambios manual con seis relaciones y de manera opcional estará disponible la conocida caja DKG de doble embrague con la que se conseguirán las mejores prestaciones y los mejores consumos.

Todo esto será para preparar la llegada del BMW M4, un modelo del que solo sabremos que montará un 3 litros 6L biturbo, pero que ya hemos visto en las correspondientes fotos espía.

Por ahora no hay más información sobre el BMW Serie 4, pero dentro de muy poco podremos descubrirte todo lo que esconde cuando se haga oficial su puesta de largo, algo para lo que debe quedar muy poco tiempo. Y como información extra: habrá un BMW Serie 4 Gran Coupé, ¿éxito o fracas?