Matthias Müller, CEO de Porsche, quiere 7 modelos en la gama Porsche

El CEO de Porsche ha confirmado algo que ya se sabía, bien sea por rumores, bien sea por saber matemáticas o bien sea porque era lógico. Matthias Müller quiere 7 modelos en la gama Porsche, algo que no parece descabellado porque ya cuentan con 6: 911, Boxter, Cayman, Cayenne, Panamera y 918 Spyder, aunque este último no debería considerarse como un modelo de producción, así que para mi, vamos a decir que hay 5. Así que ¿cuáles faltan por llegar?

Porsche Macan

El Porsche Macan deberá convertirse en el sexto modelo de Porsche dentro de los 7 modelos en la gama Porsche que quiere Müller. Un modelo del que ya prácticamente sabemos todo, un SUV que se situará por debajo del Cayenne.

7 modelos en la gama Porsche

Tengo que recordarte, que este modelo ha sido cazado totalmente sin camuflaje aunque hay rumores que avisan de que se ha rediseñado para ser más atractivo.

Mecánicamente hay muchos detalles sin confirmar por el momento. Sin embargo, todas las quinielas apuntan a que en gasolina, podría hacer uso de un motor turbo de 2.0 litros de cuatro cilindros y 220 CV de potencia. Sobre las variantes diésel, podría haber un motor TDI de 2.0 litros y 190 CV o un TDI 3.0 litros V6 de 250 CV como tope de gama.

Según Porsche, también se comercializará una variante híbrida aunque lo más probable es que llegue al mercado más tarde. Esta variante combinaría un motor turbo de 2.0 litros de gasolina de cuatro cilindros y un pequeño motor eléctrico de 40 kW (unos 54 CV).

El séptimo eslabón

Y que nos deparará el fabricante alemán como el último modelo en llegar a esa lista de 7 modelos en la gama Porsche. Algunos apuestan por un mini Boxster, algo que particularmente yo descartaría ya que el lanzamiento del Boxster se produjo para salvar a la compañía de la bancarrota. Y ahora no está en esa situación ni mucho menos.

7 modelos en la gama Porsche

Por lo tanto nos quedarían dos alternativas, una berlina de acceso, es decir, un Panamera de dimensiones más reducidas o un deportivo situado a medio camino entre el 911 y el 918. Dos opciones tan posibles como interesantes y es muy complicado posicionarse a favor de una de ellas, ambas tienen posibilidades.

Si nos miramos el ombligo, lo que todo amante de Porsche quiere son vehículos deportivos, no berlinas, y un 911 híbrido podría ser más que interesante, y con la hornada de superdeportivos con esta configuración podría ser el aliciente para que Porsche desarrolle este modelo, lo tiene fácil, sería llamativo y sobre todo, con el nuevo Panamera han dado el paso clave al incorporar un modelo híbrido enchufable.

Desde el punto de vista comercial, un Panamera Mini podría ser un ataque directo a todas las berlinas premium. Por mucho que se diga que si el Panamera es un vehículo grande, tosco y con una estética demasiado diferente, todo cliente o consumidor que se sube en uno, no se quiere bajar. Puede ser rápido pero eficiente, cómodo pero radical, elegante pero deportivo. El Panamera es capaz de combinar en un sólo vehículo todas estas características, por lo que un modelo más pequeño, más "cuco", podría ser, a nivel comercial, un salto de gigante para colonizar las grandes ciudades.

Todo está abierto, y si Matthias Müller quiere 7 modelos en la gama Porsche, los habrá.