BMW Serie 1 M, confirmado oficialmente su sucesor

Muchas novedades nos ha dejado el pasado Salón de Ginebra 2013, aunque quizás echemos de menos algún que otro modelo que debería haber presentado BMW. Lo cierto que la firma bávara no ha sido demasiado prolífica en cuanto a novedades, y hoy os traemos una para calmar los ánimos de los seguidores más fieles de BMW. La firma alemana ha confirmado de forma oficial que sí veremos un sucesor del BMW Serie 1 M, calmando las expectativas de todos aquellos que esperaban con gran interés un digno rival del Audi S3, entre muchos otros.

BMW Serie 1 M

BMW tiene muchos e interesantes proyectos entre manos, hasta tal punto que no nos extraña que se haya declarado como la firma "top mundial" en cuanto a coches de lujo vendidos, pero no por ello hay que dejar de darle motivos suficientes para que todos aquellos seguidores de BMW caigan en tristeza. Para ello, el propio Jefe de la División M de BMW, el Dr. Friedrich Nitschke, el quien ha confirmado de forma oficial que veremos al sucesor del BMW Serie 1 M, aunque no ha confirmado cuándo podríamos verlo lanzado, pero menos es nada. Suponemos que no debería tardar mucho en hacer acto de aparición, ya que este coupé de alto rendimiento será el perfecto ejemplo de lo que deberíamos esperar del BMW Serie 2. Un modelo que será presentado en Septiembre en el Salón de Frankfurt 2013.

De momento no sabemos ningún detalles sobre lo que podremos esperar del BMW Serie 1 M, pero los primeros rumores sobre el esperado sucesor del compacto deportivo alemán, insinúan que contará con un motor capaz de desarrollar unos 335 CV de potencia, y que en principio será presentado en el próximo Salón de Detroit 2104, y como ya decíamos, siguiendo los pasos del nuevo Serie 2. De todas formas de momento es demasiado pronto para sacar conclusiones, y habrá que esperar hasta Septiembre que será cuando se vea al nuevo BMW Serie 2, dándonos una pista de lo que deberemos esperar para el BMW Serie 1 M. Al menos tenemos una buena noticia con la que desquitarnos del mal sabor de boca que nos dejó BMW en el pasado Salón de Ginebra 2013, esperábamos mas de ellos.