Audi A3 sedán, el 27 de marzo se presenta oficialmente

La llegada del Audi A3 sedán era un secreto a voces tras presentar hace dos años el concept car en el que se ha basado su diseño, además, con la fuerte apuesta por el CLA por parte de Mercedes Benz, estaba tardando mucho tiempo en ser anunciado el contra-ataque por parte de Audi, y seguro que alguna que otra marca alemana se suma al carro, ¿os imagináis cual no?.

audi a3 sedan

Pero centrémonos en el Audi A3 sedán, la berlina derivada del compacto alemán que podremos conocer de manera oficial, siempre y cuando algún medio no se salte el más que probable embargo informativo, el 27 de marzo, aunque coincida con el Salón de Nueva York, todo se hará vía online en el sitio Audi Media TV a las 0:01 CET, una cita que seguiremos muy de cerca en MotorFULL. Para calentar al personal, han publicado este vídeo-teaser:

Con el CLA como rival, el Audi A3 se postulará como una opción más clásica, sin tanto adorno, sin ese espíritu deportivo, y algo me hace pensar que será un Skoda Rapide de lujo, espero equivocarme, pero todo parece indicarlo. Sus medidas serán 4,44 metros de longitud, 1,84 de anchura y tan sólo 1,39 de altura. La plataforma empleada será la conocida MQB.

audi a3 sedan

Como es de esperar, tanto el equipamiento, como el diseño así como la oferta mecánica será calcada al compacto A3 y tan sólo podremos ver en el Audi A3 sedán un maletero algo más grande y una caída del pilar C diferente. Serán tan pocos los cambios, previsiblemente, que en una vista frontal sería muy complicado diferenciarlos.

No se esperan variantes exclusivas y viendo el poco interés que parece estar demostrando Audi por esta variante sedán del A3, seguro que no tienen mucha intención de arañar las ventas que pueda acaparar el CLA, y se situará a medio camino entre un Opel Astra sedán y el citado CLA, un vehículo, del que confieso mi total enamoramiento. Y es que yo creo que en Audi tienen algo más que un A3 sedán en la cabeza para dar un golpe sobre la mesa.

audi a3 sedan

Fuera de amores, la guerra por el segmento de las berlinas compactas premium no ha hecho más que empezar y tan sólo falta BMW por subirse al carro. ¿Lo hará?