Si tienes un MINI Countryman puedes hacer un backflip

Combinar una rampa, con una estación de esquí y un coche de carreras como el MINI Countryman sólo puede significar una cosa: una proeza única. Y digo única porque es la primera vez que un coche consigue realizar un backflip sin ningún tipo de ayuda externa, más que el impulso y una rampa para lanzarse. Dale al play.

El piloto encargado de realizar esta hazaña fue el francés Guerlain Chicherit, y el vehículo, un MINI Countryman debidamente preparado para ser capaz de subir esa rampa y poder aterrizar correctamente, aunque esto último no fue tan fácil, y en el vídeo se puede ver como no aterriza con suavidad. De hecho, sino se hubiera realizado el salto sobre la nieve, que absorve una gran parte de la fuerza del aterrizaje, es muy probable que el coche hubiera rebotado por la intensidad de la caída y su verticalidad.

Los datos son muy interesantes, y aquí van algunos:

  • La rampa tenía una longitud de 8 metros
  • Algunos medios afirman que llevaba cuatro años trabajando para lograr este salto, y es que si nunca se había hecho, era por algo.
  • Este MINI Countryman John Cooper Works equipa el motor de serie, un 1.6 litros y 218 caballos de potencia
  • Aquí tienes un vídeo en el que nos muestran uno de esos intentos.
  • La estación de esquí está situada en los Alpes y se llama Tignes, una excelente localización ya sea para esquiar o para hacer un backflip.