Los coches conectados podrían perder un estándar Wi-Fi exclusivo

Lo adelantábamos hace unos días: el futuro de los llamados coches conectados podría sufrir una pequeña pero importante variación en un futuro no muy lejano. En 1999 los reguladores de EE.UU. votaron que los coches podrían contar con un acceso exclusivo Wi-Fi, ampliando el espectro inalámbrico sólo para este ámbito, y hoy mismo se va votado en Washington reconsiderar esta ley, por lo que los coches podrían perder un estándar exclusivo Wi-Fi para el uso en los llamados coches conectados.

Volvo SARTRE

Recientemente ya lo adelantábamos: la industria del automóvil estaba muy preocupada por el estándar Wi-Fi, y las inseguridades tecnológicas que podrían acarrear con otros sistemas multimedia o de comunicaciones. Pero parece que la guerra inalámbrica no ha hecho mas que comenzar, ya que si en principio los futuros coches conectados iban a contar con un estándar Wi-Fi exclusivo, esto podría no ser así. Todos conocemos el estándar Wi-Fi, ya que cada día más y más componentes tecnológicos hace uso de él. Muchos de vosotros ya os habréis percatado de que en determinados lugares nuestra amada banda de los famosos 2,4 Ghz se nos queda saturada por la cantidad de dispositivos que hay a nuestro alrededor: hablamos de sitios como aeropuertos o en determinadas convenciones, por ejemplo.

Es precisamente por ello por lo que la Asociación de Fabricantes de Automóviles de EE.UU. está fuertemente indignada por la reconsideración de esta ley que se aprobó en 1999, ya que quieren utilizar una banda Wi-Fi de 5,9 GHz en exclusiva para establecer comunicaciones entre coches conectados, y así que los conductores puedan beneficiarse de las futuras tecnologías que surjan. Un hecho que beneficiaría a la National Highway Traffic Safety Administration que vela por la seguridad vial en los EE.UU., puesto que esta administración cree fervientemente que el 80% de estos accidentes podrían limitarse con sólo el uso e implementación de los llamados coches conectados, y para ello requeriría de una red inalámbrica como la anteriormente expuesta. Y sin embargo, debido a la fuerte congestión inalámbrica que hay en otras bandas (como la de los famosos 2,4 Ghz), la Federal Communications Commission (FCC a partir de ahora) americana quiere abrir este estándar de los 5,9 Ghz a todo tipo de dispositivos electrónicos, ya que según el Jefe del FCC, Julius Genachowski:

Poniendo estas bandas a un uso comercial tendrían un impacto muy beneficioso para todos los consumidores.

Por supuesto la guerra entre la Asociación de Fabricantes de Automóviles y el FCC se ha declarado en toda regla, ya que 13 fabricantes de automóviles han firmado en contra de que cambien la ley que ya se fijó en 1999, mientras que el FCC ya ha declarado que no hay porqué alarmarse, ya que ambas tecnologías podrían coexistir perfectamente:

Virtualmente cada red Wi-Fi que está siendo utilizada actualmente, también está siendo usada para otros servicios. Únicamente se trataría de solucionar los retos que nos impondría trabajar en un espectro diferente. De todas formas, no es un reto de naturaleza diferente a los que ya nos hayamos enfrentado en otra banda del espectro.

Aún así, la Asociación de Fabricantes de Automóviles expone en un comunicado que:

Los fabricantes ya habíamos estado investigando y desarrollando nuestra tecnología para estas mejoras en la seguridad, y nuestros éxitos han estado basados en patentes federales. Es por ello que es imperativo que, mientras seguimos hacia adelante, podamos ser capaces de adecuar nuestras investigaciones y pruebas para enfrentarse a potenciales interferencias que nos vayamos a encontrar, y abriendo el espectro creado para este fin, usuarios sin licencia florecerán, por lo que las incidencias también lo harán.

Un tema muy interesante que nos vamos a encontrar en los próximos años, ya que la NHTSA ya lleva tiempo probando la tecnología de los llamados coches conectados. Concretamente ya se han establecido pruebas con más de 3.000 coches, autobuses y camiones conectados durante el pasado mes de Agosto de 2012, por lo que es una tecnología que va muy en serio. Y a vosotros, ¿os gustaría que sistemas tan críticos como el de los coches conectados estén supeditados a un Wi-Fi compartida por usuarios y dispositivos de todo tipo?. ¿Y si falla?.

Imagen: lavidawifi.com