Consejos para ahorrar combustible (Parte I)

Me he decidido a escribir una serie de pequeños artículos en los que os explicaré algunos consejos muy prácticos que nos ayudarán a ahorrar combustible y a la larga, conseguir ahorrar una cantidad importante de dinero y más teniendo en cuenta los precios de los carburantes que no paran de crecer a cada mes.

Manguera para Repostar Combustible

Lo primero que deberemos hacer antes de nada es localizar la gasolinera con los precios más bajos de nuestra zona. Para ello hay numerosas herramientas en internet en las que con introducir la ciudad en la que vivimos, nos mostrarán las gasolineras con los precios más bajos de nuestro alrededor. Una vez la tengamos localizada, ya podemos comenzar a poner en práctica estos consejos.

Apagar el motor en los atascos

Aunque algunos coches nuevos ya disponen de esta función de serie gracias al sistema Stop&Start, los coches más antiguos no disponen de ella. Hay que tener en cuenta que aunque el coche se encuentre en punto muerto, el motor sigue consumiendo combustible. Por ello, si tenemos la certeza de que el atasco nos obligará a permanecer bastante tiempo inmovilizados, lo más lógico será apagar el motor.

Hay que tener en cuenta que si la parada apenas dura un minuto no merecerá la pena realizar este consejo ya que no compensaremos el carburante consumido durante dicho tiempo con el arranque del automóvil.  Para hacernos una idea, este consejo es útil cuando la parada dura más de 3 minutos aproximadamente.

Abrir ventanillas en ciudad y usar el aire acondicionado en carretera

Dependiendo del lugar en el que vivas, es posible que pases unos veranos muy calurosos, como es mi caso en Murcia (España). Antes de nada, hay que dejar claro que los compresores de aire acondicionado consumen combustible (algunos más que otros pero es así). Sin embargo, si pensamos que bajando las ventanillas mientras circulamos por carretera es una mejor opción estamos equivocados.

Por una parte, el aire que entrará por la ventana no refrescará nada y a partir de una cierta velocidad, una ventana abierta consume más que el aire acondicionado encendido. Sin embargo, si circulamos por ciudad, la cosa es bastante diferente. Si circulamos a baja velocidad, es entonces cuando el consumo del aire acondicionado superará al de una ventana abierta.

¿Tienes algún consejo? Compártelo con nosotros

A este artículo le seguirán otras partes pero te animo a que si tienes algún consejo que nos pueda ayudar a reducir el consumo de combustible lo compartas con nosotros para poder debatir entre todos sobre este tema.