Cayenne S Diesel, el nuevo V8 para el SUV de Porsche

Porsche lleva ya tiempo siguiendo un camino en el mundo del motor muy diferente al que llevan sus rivales Ferrari o McLaren, por citar algunos de los grandes fabricantes de deportivos. Como bien sabéis, Porsche busca diversificarse cada vez mas en aspectos mecánicos y también en la inclusión de nuevos segmentos. El caso es que Porsche se introdujo no hace mucho en el mundo de los diésel, y hoy ya tenemos una nueva variante que podría satisfacer a los más exigentes seguidores de Porsche. Estamos hablando del nuevo Porsche Cayenne S Diesel. Un nuevo V8 diésel de origen Audi que llega para calmar a todos aquellos que creen que un modelo diésel no puede ser rápido.

Como venimos diciendo, Porsche ha lanzado recientemente muchas novedades en sus nuevos Cayenne y Panamera Turbo. Mejoras que se centran en un mejor rendimiento global, además de ciertos cambios estéticos y mecánicos. Sin embargo, hasta ahora Porsche sólo contaba con una versión V6 diésel que montaba en Cayenne Diesel, y que producía unos 245 CV con un consumo de 7,2 l/100km y 189 g/km de CO2. Sin embargo Porsche quiere ir más lejos con este nuevo Cayenne S Diesel gracias a su nuevo V8.

Un nuevo V8 que no sabemos si podría llegar al futuro Porsche Macan dadas los últimos rumores, pero lo que tenemos claro es que gracias a este nuevo TDI V8 de 4,2 litros de origen Audi, produce unos 382 CV y 850 Nm de par máximo para impulsar este modelo hasta los 100 km/h en tan sólo 5,7 segundos. Además de esta forma se alcanza una velocidad máxima de unos 252 km/h, con un consumo medio de 8,3 l/100km y unas emisiones de CO2 de 218 g/km.

Un modelo que estará disponible desde los 90.404 €, un precio muy competitivo ya que el Cayenne S de gasolina posee 400 CV con un precio de 87.825 €, pero con unos consumos mayores por lo que la opción diésel es muy apetecible. También hay que decir que este motor tiene toda la pinta que podría llegar en breve al nuevo Porsche Panamera 2013, pero esto es una apreciación personal, ya que aún cobra más sentido una versión diésel en el Panamera que en el Cayenne. Pero para gustos… colores. ¿Verdad Porsche?.