Coches Open Source son posibles, ¿realidad o ficción?

SI te gusta el mundo de la tecnología, del software y del desarrollo, habrá un concepto que no te sorprenderá. Hablamos del significado de Open Source. Como mucho de vosotros ya sabréis, el concepto es muy simple. Se trata de una contribución de forma libre para construir un mismo fin, y que generalmente se suele dar en el mundo del software. Sin embargo, ¿podría un coche Open Source funcionar?. ¿Es realmente posible?. Y es que todos sabemos que los pasos a dar para la construcción de un coche son muchos. Y complicados, ya que una vez aprobados los elementos de diseño y de producción, hay que añadir elementos como la seguridad y fiabilidad. ¿Una gran comunidad de ingenieros, diseñadores y entusiastas del mundo del motor podrían llevar a buen puerto un proyecto Open Source en el mundo del automóvil?.

Está claro que marcas como Audi, se preocupan e invierten mucho tiempo y desarrollo en su futuro. Y cada vez estamos viendo con mayor asiduidad como muchas de las marcas crean intereses comunes, creando sinergias para ahorrar costes y mejorar conocimientos en donde justamente son más débiles. Y esto mismo han debido pensar los ingenieros, diseñadores y entusiastas del mundo del motor, para que se hayan unido en el portal Local Motors para la creación y desarrollo de coches Open Source. Tal y como hacen muchas marcas, toda la comunidad contribuye con ideas y nuevos diseños para la creación del automóvil del futuro. Una idea muy poética que quizás no llegue nunca a buen puerto, o que sea todo lo contrario y suponga un punto de inflexión en el mundo del automóvil.

En mi caso, pienso que no es irrealizable ni poco comercial o rentable para el usuario o para la comunidad de Local Motors, pero está claro que la creación de un coche Open Source requiere de una especialización en cada área de diseño en términos de fiabilidad y seguridad muy importante. Y es que si un coche Open Source no está bien diseñado, es manejable (muchos fabricantes no consiguen hacerlo) y seguro, nuestra vida está en juego. Una gran diferencia con respecto al desarrollo de software. Y es que la física impone una serie de leyes que han de tomarse con mucha cautela, en todos y cada un de los pasos que hay que dar en el diseño final. ¿Confiaríamos en un coche Open Source aún habiendo pasado todo los tests pertinentes de seguridad?. ¿Y la fiabilidad?.

Sea como fuere el primer coche diseñado bajo Open Source ya ha salido gracias al estudiante Sangho Kim del Art Center College of Design. Bajo el nombre de The Rally Fighter, este nuevo coche está desarrollado con grandes capacidades off-road y el totalmente legal. Posee un motor V8 de 6,2 litros capaz de entregar unos 430 CV, y viene equipado con una serie de elementos opcionales que la mayoría de compradores puede adquirir en un típico coche de alta calidad. De esta forma el Comfort Package desarrollado por este estudiante, cuesta unos 3.200 $ y que añade elementos como la navegación por satélite y asientos de cuero entre otros.

Lo que está claro es que esta nueva corriente de creación Open Source también se está viendo impulsada por las nuevas creaciones de plataformas modulares, como lo es el caso del Seat Leon 2013. Hay que decir que el The Rally Fighter es un modelo muy espectacular que cuesta unos 74,900 $ ya construído, y que Local Motors pone a disposición que todo aquel que quiera fabricarse su propio The Rally Fighter, a todo su equipo de expertos para el proceso de montaje. Una experiencia única para el conductor y comprador del coche y que Local Motors lo llama Total Build Experience. Y el resultado es claro. Un juguete que ninguna marca se ha atrevido a fabricar hoy en día, y quizás éste sea el nicho de mercado de los futuros coches Open Source. Veremos cómo evoluciona todo.