Londres insta a sus conductores a utilizar el sistema Start&Stop

Está claro que los meses de verano, son siempre excepcionales. Hace mucho más calor y hay mucho más tráfico en general, por lo que esto suele traducirse en atascos de todo tipo y también en un aumento de la polución a nivel general. El caso es que en ciudades muy congestionadas como lo es el caso de Londres, meses en donde la afluencia de tráfico se incrementa, es preocupante. Es por ello que según un estudio de la División de Transporte de Londres, insta a los conductores a apagar sus motores cuando están al ralentí en un semaforo o en medio de un atasco. Y por supuesto, sería incluso más interesante comprar un modelo que tenga el famoso sistema Start&Stop de serie.

Está claro que muchas una de las mejoras más evidentes en el mundo del automóvil, son los llamados sistemas Start&Stop. Es evidente que además del downsizing que sufrirán los motores en un futuro, sistemas auxiliares como éste, nos hacen la vida mas facil. Es por ello que la División de Transporte de Londres ha llevado a cabo un estudio para determinar la efectividad del sistema Start&Stop. Un sistema llamado a mejorar los consumos y las emisiones de CO2, sin que por ello suponga alguna penalización en el uso del motor de arranque y en una disminución de la potencia total del sistema.

Y los resultados han sido concluyentes, ya que Londres insta a sus ciudadanos a apagar el motor cuando está al ralentí. Una medida que urge en la capital británica, debido a las altas concentraciones de tráfico y la polución que ésta genera. De sta forma, se estima que si todos los conductores apagaran sus motores durante un minuto en cada jornada laboral, los beneficios serían evidentes: más de 100 millones de kilos que se evitarían emitir a la atmósfera. Un resultado que no debe tomarse a la ligera, puesto que este hecho repercute en la calidad de vida de todos los ciudadanos de Londres.

A pesar de que los motores son más eficientes en los meses de verano, está claro que los beneficios no sólo se cifran en evitar las emisiones de CO2 a la atmósfera, sino que también se ahorra combustible. Y según Tim Anderson, de Energy Saving Trust:

Muchos vehículos modernos están equipados con los sistemas Start&Stop que automáticamente apagan el motor para evitar que entre en ralentí. Recientes investigaciones muestran que apagando el motor durante un minuto y encendiéndolo poco después, utiliza menos combustible y causa muchas menos polución que si lo dejamos funcionando.

Así que ya sabéis mas o menos, a partir de cuando el sistema Start& Stop es eficiente. Y una vez demostrad empíricamente este extremo, Londres podría imponer sanciones a aquellos conductores que no apaguen sus motores durante una espera prolongada. De hecho, la multa podría ascender a unos 100€ si desobedecemos o no apagamos el motor cuando debemos. ¿Es ésta una medida justa?. ¿Se adaptarán los británicos a apagar los motores y volver a encenderlos?. ¿Cuánto es una espera prolongada para un policía?. Lo cierto es que podría ser una medida bastante polémica, pero a veces el hombre sólo aprende a base de palos. Y eso que no estoy de acuerdo con la medida.