Cómo un motor se vuelve más pequeño y eficiente

No es la primera vez que hablamos del término downsizing. Muchos podrían pensar que únicamente es un término que acompaña una moda entre las grandes marcas de automóviles, pero nada más lejos de la realidad. El término downsizing está para quedarse, y por muchos motivos y años. Hoy, nos aventuramos a explicar qué factores intervienen en esta tendencia en el mundo del motor. Y es que el mundo del motor giran en torno mejoras energéticas, mecánicas, de rozamiento, térmicas, de peso y eficiencia global. Términos que vamos a abordar a partir de ahora, y que explican porqué el downsizing, más que una moda, es un paso obligado.

Nadie escapa al término downsizing. Esto es algo que hemos visto durante los últimos meses. De hecho, recientemente ya nos preguntamos sobre el futuro de la industria del automóvil, y el término downsizing volvió a salir a la palestra. De hecho, marcas tradicionalmente que lanzan potentes coches, como Aston Martin, ya han dicho que aplicarán el downsizing a sus modelos. Y es que actualmente, muchos de los modelos que solemos comprar, son poco eficientes. De hecho, se espera que en un futuro, el calor desprendido por los motores sea utilizado para calentar los lubricantes internos del motor de una forma más rápida y eficiente, y así reducir la fricción entre sus componentes.

Además, mejores transmisiones, reducirían la fricción entre componentes, y técnicas como la inyección directa o los turbocargadores, serán empleados masivamente en todo tipo de motores pequeños. Es un hecho que el propio CEO de la firma de ingeniería FEV Inc, Gary Rogers, ha reconocido recientemente, ya que: "Tenemos un montón de pequeñas mejoras, como los Atletas Olímpicos, para poder alcanzar los objetivos que estamos persiguiendo. Aunque no podemos hacerlo en una sola noche, lleva su tiempo". De hecho, desde esta empresa tecnológica pretenden doblar la cantidad de potencia que poseen los actuales motores, con la misma cilindrada. Un hecho que se producirá dentro de los próximos años. Y es que todos sabemos que es el camino a tomar.

Otro de los que se ha pronunciado recientemente, Gary Smyth, Director Ejecutivo de Investigación Global y Desarrollo para General Motors, ya ha declarado que: "En los próximos 5 o 10 años, la industria deberá moverse hacia la dirección correcta, ya que sino es así, iremos en la incorrecta durante los próximos 40 o 50 años". Unas declaraciones en las que no podría estar más de acuerdo, ya que no es la primera vez que pienso que estamos en una década crucial para el desarrollo de modelos híbridos y eléctricos, y que cada marca va a luchar por conseguir la máxima eficiencia energética en cada modelos desarrollado.

De todas formas, si hay algo en lo que la mayoría de los constructores coinciden, son los siguientes puntos que pasamos a desarrollar, y que tienen que ver con ese downsizing:

  • Electrificación: Los fabricantes ya han dicho que los modelos totalmente eléctricos necesitan crear su propio nicho de mercado, por lo que veremos más tecnología híbrida, frenos regenerativos y otros métodos de captar la energía desperdiciada.
  • Administración Térmica: los futuros motores deberán calentarse mucho más rápidos, reduciendo la fricción entre sus componentes internos. Los líquidos refrigerantes protegerán los turbocargadores del excesivo sobrecalentamiento. Menos piezas, mayor eficiencia energética y térmica.
  • Downsizing: Todos los fabricantes introducirán motores experimentales de cuatro, tres, o dos cilindros que tendrán una potencia similar a motores de anteriores generaciones, pero de mayor cilindrada.
  • Motores Turbo: ésta es una tecnología que ha sido utilizada durante décadas en muchos vehículos, y los fabricantes parecen haber redescubierto las ventajas de estos sistemas, para poder mantener el rendimiento en motores incluso más pequeños, y sin incrementar su consumo.
  • Combustibles Alternativos: los modelos diésel serán utilizados cada vez en más modelos, empezarán a aparecer modelos con pilas de combustibles de hidrógeno, pero más a largo plazo.
  • Mejoras en el Tren de Potencia: no todas las ventajas vendrán de los motores. Las mejoras en transmisiones mejorarán el par máximo y la entrega de potencia a las ruedas que entregarán los pequeños motores que legarán en breve.
  • Mejor Producción: los fabricantes ya han declarado que para mantener los actuales precios sobre modelos más avanzados, eficientes y pequeños, será crucial mejorar los actuales sistemas de producción a nivel mundial. Como vimos el otro día, Ford ya está en ello con su sistema One Manufacturing.