BMW y PSA podrían haber roto su acuerdo para el desarrollo de vehículos eléctricos

Parece que la alegría del grupo PSA cuando en el mes de octubre anunciaba su alianza con el grupo BMW para el desarrollo de vehículos eléctricos ha durado más bien poco. No hace ni un año de esta unión y parece que a los bávaros ya no les interesa seguir colaborando con los franceses en este aspecto, y más aun desde que hace una semana uniera sus fuerzas con Toyota.

Según una entrevista realizada por Bloomberg News a la portavoz de BMW, los alemanes se encuentra en negociaciones con PSA para finiquitar los acuerdos que los unían. Además BMW también está negociando su intención de quedarse con la empresa conjunta que se creó con motivo de esta unión: BMW Peugeot Citroën Electrification, que incluiría el Centro de Investigación y Desarrollo de Munich y la planta de fabricación de Mulhouse.

La alianza de BMW Group con PSA se basaba principalmente en la fabricación y desarrollo de componente para vehículos eléctricos propios y una nueva plataforma "abierta" que se vendería a terceros. Todo esto quizás se haya venido abajo debido al acuerdo de colaboración con Toyota que precisamente incluye el desarrollo de células de combustible, electrificación de sistemas de propulsión y desarrollo de tecnologías para materiales ligeros.

Lo que realmente haya sucedido por detrás para que esto termine así de repente cuando se las prometían tan felices no lo sabemos, y quizás no le lleguemos nunca, pero si PSA no da el brazo a torcer es probable que estemos ante el próximo culebrón del verano.