Abarth Punto Scorpione, una versión exclusiva limitada a 199 unidades

A falta de modelos, buenas son las versiones. Seguramente eso es lo que pensaron los responsables de Abarth cuando concibieron el Abarth Punto Scorpione, una exclusiva versión basada en el compacto italiano de la que tan solo se van a fabricar 199 unidades para el mercado español. Esta vez, eso sí, el precio no va a ser tan prohibivo como en los 695 Tributo Ferrari y 695 Tributo Maserati, quedándose en unos muy interesantes 25.300 euros cada unidad.

A cambio de esa cifra, el fabricante italiano nos ofrece un producto exclusivo y diferente donde el color negro predomina por encima de cualquier otro elemento. Tanto es así que salvo los colores amarillo y rojo del escudo de Abarth, pocos detalles hay que no vengan terminados en este color. Lo que sí cambian son las texturas, tal y como se puede ver en el capó-motor y el techo acabados en color negro mate. El resultado es de lo más atractivo y agresivo, algo sumamente importante en el particular segmento en el que compite. El dato curioso lo encontramos en las pinzas de freno, pintadas en rojo para las primeras 100 unidades que se fabriquen, y en amarillo para las 99 restantes.

En el interior, más de lo mismo. Los tonos oscuros dominan la escena, una tendencia rota únicamente por los bordados amarillo y rojo y por la inscripción Abarth en amarillo que hay en el respaldo de los asientos deportivos Abarth Corsa by Sabelt. Otro detalle interesante lo encontramos en los relojes del cuenta-vueltas y el velocímetro, los cuales vienen firmados por Jaeger a imagen y semejanza de los Abarth 595 Esseesse y 600 TC de la época. Sin duda, Abarth sabe como tener contentos a los puristas…

Lo único que no cambia en este juguete es el motor, siendo el mismo 1.4 MultiAir de la versión esseesse. Este propulsor es capaz de entregar una potencia de 180 CV a 5.750 rpm y un par máximo de 270 Nm a partir de las 2.500 rpm, unas cifras que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima nada desdeñable de 216 km/h. Llantas de 18", discos delanteros de 305 mm con pinzas Brembo de cuatro pistones, discos traseros de 264 mm, suspensión Koni con válvula FSD (adaptable en función del tipo de firme por el que circulemos) y muelles más cortos -- es obvio que con todo este arsenal las sensaciones al volante están más que garantizadas. Si te gusta mejor será que te vayas dando prisa, ¡recuerda que solo se van a vender 199 unidades en toda España!