Renault Espace: un veterano que se pone al día con un nuevo lavado de cara

Renault acaba de presentar de forma oficial el restyling del Espace. Presentada en el año 2003, la cuarta generación del monovolumen francés llevaba un temporada pidiendo a gritos un lavado de cara, eso por no hablar de una entrega completamente nueva. Para esto último, no obstante, todavía tendremos que esperar un poco ya que el fabricante galo ha anunciado que piensa alargar la vida útil del modelo como mínimo un par de años más. Será que este tipo de propuestas ya no goza del favor del público como antaño, gracias especialmente a la proliferación de monovolúmenes más pequeños y manejables.

El hecho es que para poner al día este veterano modelo (que en nada cumplirá diez años desde que fuera presentado, algo inaudito en los tiempos que corren), Renault ha decidido introducir mejoras estéticas centradas especialmente en el frontal, el cual recibe detalles ya vistos en los últimos modelos de la marca. Asimismo, los franceses también se han centrado en mejorar la eficiencia y reducir el consumo, algo vital si se quiere seguir estando al día en un mercado cada vez más competitivo.

Los cambios estéticos, no obstante, tampoco es que sean para tirar cohetes. Aunque los faros són prácticamente idénticos a los que ya conocíamos, el nuevo emblema del rombo crece en tamaño y gana protagonismo. Junto a él tenemos una nueva parrilla frontal con franja cromada, parachoques de nuevo diseño algo más modernos que el de la generación anterior y llantas de nuevo diseño.

En el interior, y centrándonos en la versión tope de gama denominada Initiale Paris, tenemos nuevos materiales, costuras más marcadas y tejido Alcántara tanto para los asientos como para otros detalles de la cabina y el salpicadero. El equipamiento tampoco se queda atrás: navegador Carminat TomTom Live, conectividad Bluetooth y dispositivo manos-libres con conexiones USB o cámara de visión posterior opcional . No obstante, y viendo el equipamiente que ya ofrecen otros compactos del mercado con muchas menos pretensiones, la verdad es que uno se queda con ganas de más.

En el apartado mecánico, los motores seguirán siendo los mismos que ya conocíamos aunque con mejoras significativas en consumo y emisiones. En este sentido, la inclusión de neumáticos de baja resistencia y una nueva dirección asistida servo-hidráulica ayudarán a disminuir estos registros de forma importante. Con cifras un poco más concretas, el motor 2.0 dCi diésel (en versiones de 130, 150 y 175 CV) ha visto reducidos sus consumos en 0,8 l/100 km, mientras que las emisiones han bajado en hasta 20 g/km. Para el 2.0 litros turbo de gasolina, el consumo se ha reducido en 0,3 l/100 km hasta los 8,5 l/100 km, mientras que las emisiones bajan en 6 g/km hasta los 198 g/km.

El nuevo Renault Espace estará disponible en toda Europa a partir del próximo mes de julio. ¿Será ésto suficiente para mejoras las cifras de ventas de este veterano modelo? Quien sabe. Quizás ayude la última promoción que la marca se ha sacado de la manga: ofrecer un Renault Twizy Urban 45 eléctrico sin coste adicional con la adquisición de un Renault Espace.