BMW Group y Toyota Motor Corporation asientan las bases de su acuerdo

Desde el mes de marzo BMW Group y Toyota Motor Corporation  se encuentra colaborando juntas en la investigación y desarrollo de unas nuevas baterías de ion-litio de nueva generación, así como en la entrada de motores diésel de 1.600c.c. y 2.000c.c. por parte de BMW a Toyota. Pero parece que el feeling entre los dos fabricantes es muy satisfactorio y desde el día de hoy han ampliado su colaboración con nuevos acuerdos muy interesantes.

Este nuevo proyecto será a largo plazo e incluye cuatro sectores a destacar quizás como el más interesante el desarrollo de un concepto y los componentes de un futuro coche deportivo. Aquí quizás estemos hablando de algo similar a lo que Toyota y Subaru han hecho juntas con el GT-86 y BRZ respectivamente, solo que aquí estaríamos hablando de palabras mayores al tener a la división M de BMW por detrás (y no es por desmerecer a Subaru, pero ya me entendéis...).

Los otros tres acuerdos están realizados con tecnología para los coches del futuro, próximo, tanto en sistemas de propulsión como en materiales y son: investigación y desarrollo de células de combustible, colaboración en la electrificación de sistemas de propulsión e investigación en materias de tecnologías para materiales ligeros.

Por parte de BMW Norbert Reithofer, presidente de la junta directiva de BMW AG, declaró que:

Queremos fortalecer nuestro liderazgo en el campo de las tecnologías orientadas hacia el futuro. Toyota y BMW Group comparten la misma meta es-tratégica en relación con la movilidad individual sostenible del futuro. La cooperación sienta las bases necesarias para que las dos empresas sigan siendo líderes en sus respectivos segmentos gracias a sus soluciones innovadoras y a sus planteamientos sostenibles.

Mientras que por parte de Toyota Akio Toyoda declaró que:

Tanto BMW como Toyota tienen la intención de ofrecer vehículos cada vez mejores. Dando el siguiente paso apenas transcurridos seis meses desde la firma del primer convenio, expresamos el respeto mutuo que se tienen ambas empresas. Toyota es fuerte en el ámbito de la tecnología híbrida respetuosa con el medio ambiente. Y, según mi opinión, el fuerte de BMW estriba en el desarrollo de automóviles deportivos. Espero con ansias los resultados de esta cooperación pensando en los automóviles que obtendremos en estas condiciones.

Vía: BMW