Top Gear se paraliza hasta el año que viene ¿y tú?

Los recortes afectan a todos, y hace algunos años, el carismático show inglés tuvo que recortar su presupuesto bastante como medida para poder seguir emitiendo en la BBC. Recordemos, que más que un programa informativo sobre coches, es un programa de humor sobre ellos y es esta combinación la que los ha hecho tan populares y admirados en todos los países donde se puede ver.

Justo ayer pudimos enterarnos de que se paraliza el programa de televisión hasta el año que viene y parece que los motivos son dos. El primero es el supuesto recorte presupuestario de la BBC para lo que queda de este año, algo lógico viendo que es un programa muy caro. El segundo es la celebración de los Juegos Olímpicos en Londres, una cita que dura menos de 2 meses y que se antoja como un extraño motivo para cancelar una temporada que se suele estrenar a finales del otoño. Para mí los motivos son una fuerte caída de las audiencias televisivas del programa en Reino Unido, que son las que dan dinero, porque que tu lo veas en tu casa descargado de internet a ellos les da igual. lo que importa son los anunciantes o la propaganda aunque la BBC sea un canal público. Porque aunque no tenga anuncios, si que tiene que ser rentable.

Se emite desde 1977 y ha tenido bastantes rachas de popularidad, pero la qute vive desde hace unos años gracias al ingente presupuesto que manejaba, unas 300.000 £ por episodio (ahora mucho menos), han permitido que las grabaciones sean cada vez mejores, las pruebas más difíciles y sobre todo, la tranquilidad de no tener un programa semanal que se emita durante todo el año. Digamos que tienen seis meses para pensar y otros seis para grabar.

Como te decía las audiencias han caído, pero el problema es que la gente pide más, ya está algo cansada de las mismas bromas recurrentes, de las pruebas similares y de los constantes parones del programa por mucho que haya episodios especiales. A mí como espectador me gusta saber que tengo semanalmente una ración de lo que me gusta y si me la quitan constantemente y luego solamente me ofrecen 6 o 7 episodios, pues me quedo insatisfecho.

A parte, hay que contar que hay varias franquicias, las más conocidas son las australianas y la estadounidense, que no cosechan el mismo éxito que el original. ¿Por qué?. Porque el programa es gracioso con el trío y no con tres personas que imiten a otras personas. Las franquicias carecen de personalidad y eso ha supuesto una gran caída de la imagen de la marca Top Gear.

No obstante, la fórmula del programa ha triunfado entre los aficionados al motor de medio planeta y hace que comparemos a Top Gear con cualquier otro programa del motor nacional y sólo nos centremos en alabar los programas extranjeros. Esta situación ha llevado a criticar enormemente la producción nacional, pero parece que esto está empezando a cambiar gracias a una oferta relacionada con el motor con cada vez más calidad.

Habría que pensar seriamente si queremos Top Gear de esta manera, con este formato. ¿Por qué no hacer una versión de Top Gear más normal, con pruebas normales, siendo objetivos y no tan infantiles con las opiniones? A todos nos hace gracia las comparaciones de Jeremy Clarkson, pero a mi me cansan.

Pero no todo podía ser crítica, sino admiración por seguir haciendo lo que hacen, como lo hacen y sin que les importe las opiniones de nadie. A mi eso me parece digno de mención. Ellos hacen su programa y se van a casa. Como hacemos el resto vamos, después de la oficina a tu casa. También hay que alabar que han creado un nuevo formato, una nueva manera de grabar para televisión alejado de los conceptos habituales, una estética cinematográfica gracias al presupuesto que manejan. Son capaces de conseguir que una prueba de 10 minutos te parezca corta y quieras saber más, y eso, es muy complicado de realizar.

Hay que decir que han sabido utilizar las redes sociales, el marketing viral y todas las estrategias de publicidad posibles para promocionarse en todos los medios. Y es que, aunque sólo los veas en TV, también tienen un programa de radio, su propio portal de internet, Top Gear Live, colaboran en varios medios y sobre todo, se lo pasan bien. Eso para mí es lo más importante del programa, la esencia. Ver a tres tíos y a The Stig divirtiéndose con juguetes muy caros y un cheque bancario que parece ilimitado. La pregunta es, ¿cuanto durará así?.