Audi Q7 V12 TDI by Fostla, el humo negro se convierte en protagonista

Cuando Audi lanzó el todocamino de producción diesel más potente que había lo hizo con una premisa, comprobar cuanto aguantaba la caja de cambios automática con doble embrague y es que tenía que soportar los 1.000 Nm de par que desarrollaba su motor V12 TDI. Bien, si 500 CV suelen ser suficientes para cualquier deportivo, para un todocamino diesel, digamos que le sobran como 300 o incluso más. De hecho, no creo que hayas visto muchas unidades de este modelo por la calle.

Fostla, un preparador bastante conocido en Alemania, ha considerado que 500 CV de potencia son pocos, que esos 12 cilindros podrían estar algo más apretados, así que le han dado un pequeño chute de vitaminas a su motor de seis litros. De serie, acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos, es decir, si llevas un Nissan 370Z puede que te quite las pegatinas este vulgar deportivo enjaulado bajo la piel de un todocamino.

Lo más llamativo de esta preparación radica en la reprogramación de la centralita, que ha supuesto un aumento de 100 CV hasta llegar a los 600 y unos impresionantes 1.150 Nm de par. Al parecer esto se consigue sólo con conectar el ordenador al coche, sin ninguna modificación mecánica más. Es decir, esto es el trabajo de un chiptunner y no de un preparador tan consagrado como Fostla, así que no han tenido más remedio que retocar el exterior.

Pintura en negro mate y llantas de 23 pulgadas firmadas por Mansory que anclan unos neumáticos en 315/25. Cuatro grandes patas para este enorme mastodonte porque para poder encajarlas han tenido que usar separadores de 15mm en el eje delantero y 30 en el trasero. Así que ya lo sabes, si tienes un Audi Q7 V12 TDI y se te han quedado cortas las visitas al taller debido al incesante cambio de neumáticos por la cantidad de fuerza que tenía, ahora podrás visitarlo más a menudo.