Lamborghini presentó el Aventador J que se exhibirá en Ginebra


En la denominada Noche del Grupo Volkswagen que se está llevando a cabo en Ginebra, como paso previo a la apertura del Salón, Lamborghini dio a conocer a los presentes el Aventador J, aquel radical modelo que fuera filtrado durante el domingo al que muchos bautizamos como Unica. Pues bien, el misterio de su nombre ha sido revelado y junto a él, las intenciones de la automotriz italiana y el carácter extremo de tan radical vehículo.


El Aventador J es para Lamborghini un testimonio del compromiso de la marca para empujar los límites del diseño, a pesar de las regulaciones cada vez más estrictas para los coches de calle. Sucede que el Aventador J es un one-off (modelo del que solo se fabricará una unidad) que podrá circular por las calles gracias a que cumple con todas las normativas requeridas para un vehículo de producción. Su precio podría rondar los 2.100.000 euros.


El Lamborghini J toma su nombre del reglamento de automovilismo internacional, más específicamente del “Apéndice J”, el cual establece las características técnicas de los coches de carrera. Además, rinde homenaje a parte de la historia de Lamborghini, haciendo referencia al modelo Jota, otro one-off fabricado durante la década del setenta, que no era más que una versión de alto rendimiento del ya legendario Miura.


El Lamborghini J montará el motor V12 de 6.5 litros y 690 caballos de potencia que monta el Aventador original. Sin embargo, la principal diferencia entre uno y otro, además de ser un roadster cargado de un paquete aerodinámico excepcional, será la reducción de peso lograda por los ingenieros de Lamborghini. A la falta de techo y parabrisas hay que sumarle (o restarle), el aire acondicionado, el equipo de audio y el sistema de navegación satelital. En el interior solo ha quedado lo necesario para que el vehículo pueda circular por la calle (comandos de luces, butacas, volante, palanca de cambios y pedalera…no mucho más) para que brinde su razón de ser: “una experiencia de conducción extrema”. También cuenta con puertas de apertura vertical que son mucho más delgadas y ligeras que las de la versión coupé.


Con 120mm más de largo y 26mm menos de altura respecto al Aventador coupé, desde Lamborghini aseguran que se trata del vehículo más bajo que jamás haya construido la compañía. Como se puede ver, la diferencia no es tan grande a pesar de no contar con parabrisas. Esto es así debido a las barras antivuelco ubicadas detrás de los asientos.
A pesar de brindar estos detalles, Lamborghini se ha guardado los números de sus prestaciones (aceleración de 0 a 100, velocidad punta, etc.), que esperamos sean comunicados durante su presentación oficial en la muestra.

En Lamborghini hacemos que los sueños se conviertan en realidad y queremos seguir haciéndolo en el futuro”, declaró el presidente de la compañía, Stephan Winkelmann. Y es verdad. El Lamborghini J es un sueño hecho realidad. Por lo menos, el mío.

Fuente: Autocar