Ford publica la primera imagen del B-Max

Casi un año después de que Ford nos mostrase la versión conceptual del pequeño B-Max en el salón de Ginebra, la marca del óvalo azul ha decidido hacer público la primera imagen oficial de la versión de producción. Han sido doce meses en los que ha habido más bien pocos cambios, por no decir ninguno. De hecho, uno de los aspectos que más llamaba la atención en el concept que mostraron en la cita suiza fue la ausencia de pilar central en la carrocería, un elemento que, para sorpresa de propios y extraños, parece que va a tener continuidad en el producto final.

El principal rival con el que el nuevo Ford B-Max tendrá que enfrentarse en el segmento de los monovolúmenes pequeños es el Opel Meriva -- un modelo que, curiosamente, también cuenta con unas puertas traseras "poco hortodoxas". Sus armas son un diseño fresco que incorpora algunos de los elementos ya vistos en el EVOS Concept y en el nuevo Fusion, un interior con espacio más que suficiente para cinco ocupantes y una gama de motores eficientes que incluirán el recién estrenado 1.0 EcoBoost tricilíndrico.

No obstante, uno de sus elementos estilísticos más característicos serán sin duda las puertas traseras. A diferencia del modelo de Opel y sus puertas suicidas, el nuevo Ford B-Max contará con puertas correderas. Al abrirlas, la ausencia de pilar central se traducirá en un acceso mucho más amplio y confortable. No obstante, eliminar un elemento estructural tan importante como éste no se ha hecho a la ligera: de hecho, el pilar B existe, aunque en lugar de estar incorporado en el bastidor lo está en la puerta corredera, de modo que la seguridad no se ve comprometida en ningún momento.

De momento Ford solo ha publicado una imagen, lo que quiere decir que todavía tendremos que esperar algunas semanas para ver como será el interior del nuevo B-Max. Es de esperar que incorpore algunos elementos del Ford Fiesta, un modelo con el que tiene muchos puntos en común. A nivel mecánico, la marca del óvalo azul seguramente recurrirá a algunos de los motores del benjamín de la casa, aunque la opción más interesante será el nuevo 1.0 EcoBoost tricilíndrico turbo-alimentado, el cual se ofrecerá con potencias de 100 CV y 125 CV. De lo que no hay duda es que a medida que nos vayamos acercando al salón de Ginebra iremos recibiendo nuevas informacione sobre el nuevo monovolumen pequeño de Ford. Estaremnos atentos.