Fiat Freemont, ahora también con tracción a las cuatro ruedas

Cuando Fiat anunció sus planes para rebautizar el Dodge Journey como Freemont para así poder venderlo en el mercado europeo bajo su propia marca, más de uno se mostró algo escéptico ante esta decisión. Después de todo, el paso del Journey por nuestro mercado tampoco había sido como para tirar cohetes. No obstante, el tiempo siempre se encarga de poner a cada uno en su lugar y, en este sentido, todo parece indicar que las ventas finalmente han respondido a lo esperado, convirtiendo al Freemont en uno de los modelos más importantes en la gama del fabricante italiano.

De cara al inminente salón de Ginebra, Fiat introducirá las esperadas versiones AWD con tracción a las cuatro ruedas, aunque de momento éstas estarán limitadas a dos motorizaciones -- una diésel y otra gasolina -- y a un único cambio automático de seis relaciones. La primera de ellas será el ya conocido motor 2.0 Multijet de 170 CV. Aunque no sea una referencia en su segmento, los 350 Nm de par máximo que ofrece, disponibles entre las 1.750 rpm y las 2.750 rpm, y un consumo homologado de 7,3 l/100 km hacen del Freemont una opción más que válida en el mercado europeo de los crossovers polivalentes. Por su parte, la velocidad máxima de 184 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,0 segundos son las que se esperan de un vehículo de estas características.

La otra motorización disponible con la nueva tracción AWD es el potente 3.6 Pentastar V6, un motor que rinde 280 CV de potencia pero cuyo encaje en el mercado europeo es mucho más dudoso. Aunque su aceleración mejora en más de 2,5 segundos las cifras del modelo diésel, su consumo homologado de 11,3 l/100 km -- lo que equivale a ¡262 g/km de emisiones de CO2! -- convierte esta variante en un auténtico sinsentido para los tiempos que corren. Independientemente del motor que escojamos, el cambio tendrá que sea forzosamente un automático de seis relaciones, pues el sistema AWD de momento no se ofrece con cambio manual.

A diferencia de otros sistemas de tracción total como los Torsen o los de acoplamiento viscoso, el Fiat Freemont contará con un sistema electrónico que trabajará conjuntamente con el sistema ESP: cuando éste detecte una pérdida de tracción en el eje delantero, el sistema enviará potencia al tren trasero según las necesidades de cada momento. De esta forma, el Fiat Freemont AWD se comportará en el día a día como un vehículo de tracción delantera, enviando potencia al eje trasero solo cuando sea necesario.

Con la incorporación de la tracción a las cuatro ruedas, Fiat ha dado un nuevo giro de tuerca al sorprendente éxito del Freemont (especialmente en Italia, con 25.000 unidades vendidas en seis meses). Con lo que ha nevado en los últimos días y teniendo en cuenta que este tipo de versiones son muy bien valoradas en los países del norte de Europa, no sería de extrañar que el Fiat Freemont se acabe por consolidar como uno de los crossovers de siete plazas más vendidos del mercado. Apuesto a que los responsables de Dodge se deben estar preguntando porqué a Fiat le ha salido bien la jugada y a ellos no...