Volvo XC60 Plug-in Hybrid Concept

El año va comenzando a andar, y ya se divisan las primeras y jugosas novedades en el mundo del automóvil. Y si ayer le tocó el turno a Lexus, hoy es el de Volvo. Y es que el Salón de Detroit se va acercando, por lo que Volvo no quiere perder el tiempo, y está decidida a mostrar este bonito Concept Car. En este caso, Volvo se desmarca un poco de los últimos Concept Car; los ya conocidos Volvo Universe y el reciente Volvo Concept You, al mostrar uno de esos prototipos que está mas cerca de la realidad de lo que muchos nos creemos. Es por ello que este nuevo Volvo XC60 Plug-in Hybrid Concept, sigue los pasos de los nuevos modelos ecológicos que está desarrollando con el Volvo C30 Electric, y el más reciente Volvo V60 Plug-in Hybrid.

En este caso, y como su propio nombre indica, el Volvo XC60 Plug-in Hybrid Concept es un SUV de tamaño medio tipo híbrido, pero que se puede conectar a la red eléctrica para cargar su batería. Cuenta con un motor de gasolina de cuatro cilindros y dos litros que ofrece unos 280 CV, más uno eléctrico de 70 CV y una batería de iones de litio. En este caso, Volvo ha trabajado mucho en el reparto de pesos, por lo que el motor de gasolina está situado en el capó, de forma tradicional, mientras que el eléctrico y las baterías, están situados en la parte posterior. De esta forma, el motor de gasolina mueve las ruedas delanteras, mientras que el eléctrico, las traseras. Digamos que con esta configuración, Volvo está desarrollando un modelo con tracción integral híbrida, muy parecida en los actuales modelos de Citroën y Peugeot con sus HYbrid4.

Además, el conductor puede elegir entre tres modos de conducción: "Pure", "Hybrid" y "Power". En el "Pure", el motor eléctrico es el motor primario, y es capaz de mover por sí solo el coche con una autonomía de unos 45 kilómetros, con la batería completamente cargada. Y hablando de baterías, el tiempo estimado de carga con una toma de corriente de 220 voltios y 12 amperios, es de unas 3 horas y media. Una batería que tiene unos 12 kilovatios hora de capacidad. En cuanto al "Hybrid", el coche se comporta como un híbrido convencional. Y según Volvo, "el motor de gasolina y el eléctrico cooperan para dar el máximo placer de conducción con el mínimo impacto ambiental". Y por supuesto, los dos motores no siempre funcionan al mismo tiempo. Por lo que si necesitamos una tracción integral de forma puntal, hay que pulsar el botón "AWD" del salpicadero. Además, en el funcionamiento "Hybrid" el consumo es de unos 2,3 l/100 km.

El último de los tres modos, "Power" el SUV se transforma en un coche de unos 350 CV y máxima aceleración. De esta forma, el Volvo puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, con una velocidad máxima de unos 210 km/h. Y este rendimiento se consigue gracias a una gran sincronización entre los dos motores y la caja de cambios automática de ocho velocidades.

Además, y como curiosidad, desde un smartphone es posible tener acceso a varios datos de nuestro coche, como el nivel de carga de la batería, la autonomía o la ubicación de la próxima estación de recarga. También es posible programar la ventilación para que el habitáculo esté a una temperatura determinada cuando se desee. Y el sistema de navegación permite elegir varios tipos de rutas (una de ellas con prioridad a obtener un buen consumo) o la ubicación de las estaciones de recarga.

Sea como fuere, Volvo dice que en dos años, esta tecnología híbrida que muestra hoy en el XC60 Plug-in Hybrid Concept llegará al mercado, aunque aún no ha especificado que modelo la tendrá. Pero hasta entonces, sólo os podemos dejar con las fotos y vídeos de este bonito modelo.