Los Tesla Model S con baterías mayores, tendrán más rendimiento

Sin duda las grandes berlinas eléctricas son uno de los mayores reclamos para el 2012, sin duda. Y en este caso, Tesla ya lleva bastante tiempo desarrollando el Model S. Y aunque Tesla sigue pensando en nuevos modelos de cara al futuro, lo que ya nos quedó claro desde hace tiempo, es que el Model S contará con una variante aún más deportiva. Y es que hoy explicamos el porqué el Tesla Model S contará con una variante aún más deportiva, que además tiene que ver con el tamaño de sus baterías. Unas baterías, que por otra parte, son de las más rentables del panorama automovilístico.

Sobre el Tesla Model S, ya sabemos casi todos sus datos: precios, configuraciones y especificaciones, pero quizás hasta ahora no nos habíamos parado en una peculiaridad. Y es que nos llama la atención de que las variantes que cuentan con unas baterías mayores, y que supuestamente hacen que el Model S pese más, hace que tenga una reacción más rápida de 0 a 100 km/h. ¿Más detalles?. Pues que además hay que recordar que las baterías de 40 kWh, no tendrán la oportunidad de ser recargadas mediante la nueva red de carga rápida que está desarrollando Tesla, más conocida como "Supercharger network".

Así que todo tiene que ver con las baterías de iones de litio. Y es que este tipo de baterías parecen sufrir hoy en día algún tipo de compensación entre la capacidad y potencia, así como la habilidad de descargarse (y recargarse) de forma rápida, según su construcción y densidad. Al parecer, se pueden construir baterías con células de iones de litio que puedan almacenar grandes cargas de energía pero ofreciendo una baja tasa de descarga, o bien células de iones de litio de baja capacidad energética, pero con altas tasas de descargas energéticas. Y Tesla usa un tipo de baterías muy similares a las primeras, capaces de exprimir los valiosos 85 kWh de capacidad, en el chasis del Model S.

Sin embargo, el número de estas células de iones de litio, marca el rendimiento de éstas. Y tal y como ha reconocido Tesla: "más celdas, más potencia y una aceleración más rápida". Y mientras las variantes con baterías más grandes como las de 60 kWh y 80 kWh, tienen las suficientes células de energía como para entregar la suficiente potencia como para tener un comportamiento por debajo de los 6 segundos a los 100 km/h, el modelo de 45 kWh tiene un rendimiento algo menor, demostrando que a pesar de su pequeño tamaño y peso, tienen un rendimiento inferior.

Además, y tal y como hemos dicho anteriormente, las baterías de mayor tamaño podrán optar a recargarse mediante las estaciones de carga rápida de 90kW que está desarrollando Tesla. Y es que la razón del porqué las "Supercharger stations" desarrolladas por Tesla no funcionarán con el modelo de 45 kWh, se debe a una razón química que hay en las baterías, tal y como han reconocido desde dentro de la compañía Tesla:

Tesla ofrece diversas opciones de baterías, para diferentes tipos de conductores y situaciones. Los propietarios de un Roadster, quienes han conseguido recorrer más de 18 millones de millas en el mundo real, nos han enseñado que estos propietarios tienen diversos tipos y necesidades de conducción. Estas diversas opciones de baterías, están diseñadas para ofrecer a los propietarios del Model S la mejor opción que se ajuste a sus necesidades.

Sin embargo, muchos de los usuarios que quieran comprar un Tesla Model S no deberían estar afectados con esta noticia, ya que más del 50% quieren la versión de 85 kWh, mientras que tan sólo un 16% prefieren gastarse su dinero en la más económica de 45 kWh. Veremos que tal son las cifras de ventas de un modelo tan esperado.