Mazda Takeri Concept, ¿un anticipo de la próxima generación del Mazda6?

Aunque todavía queda más de un mes para que el salón de Tokyo abra sus puertas de forma oficial, los fabricantes nipones ya están calentando motores para su cita doméstica. Una de las marcas más madrugadoras ha sido Mazda, presentando un nuevo concept que adelanta algunos de los rasgos estilísticos que compartirán los futuros modelos de la marca. Conocido como Mazda Takeri Concept, se trata de una berlina a todos los efectos, y cuenta con una estética muy parecida a la del Shinari Concept presentado hace un año, aunque algo más convencional.

A nivel estético, como hemos comentado, el Mazda Takeri Concept comparte muchos de los rasgos que el fabricante japonés ya mostró con el Shinari Concept, siguiendo el nuevo lenguaje de diseño Kodo que la marca está introduciendo poco a poco en su gama de modelos. No obstante, la nueva berlina japonesa cuenta con un diseño algo más convencional y cercano a la producción que el del Shinari Concept: el morro no es ni tan largo ni tan bajo, aunque la verdad es que han sabido conservar muy bien la esencia del primer concept, especialmente en los grupos ópticos delanteros y como éstos están integrados con el resto del frontal.

Una franja cromada recorre la parte baja de la calandra frontal, para luego ascender a lado y lado hasta integrarse en los grupos ópticos. Éstos cuentan con un diseño francamente agresivo que recuerda en parte a los de Audi (solo en parte, repito). Por abajo, dos entradas de aire muy perfiladas y un splitter inferior acaban por definir el carácter marcadamente agresivo de esta nueva berlina. En la parte trasera, aunque más convencional, también se repite el esquema de los grupos ópticos, atravesados por una banda cromada que los integra con el resto del diseño.

No obstante, donde más brilla la nueva propuesta de los nipones es en la silueta lateral. Por un lado tenemos una línea de techo que cae de forma muy suave y constante hasta el maletero. No es como las berlina-coupé tipo Volkswagen Passat CC o Mercedes-Benz CLS, sino más bien algo así como el nuevo Jaguar XJ. En el lateral de la carrocería, cuatro hendiduras se encargan de dotar al concept de Mazda de una musculatura que ya querrían para sí muchos deportivos: una, la de abajo, se encarga de perfilar la carrocería por la parte inferior, mientras que las otras tres lo hacen por arriba, dibujando, de paso, unos pasos de ruedas francamente musculosos. Me gusta.

Este diseño responde al nuevo lenguaje de diseño Kodo que la marca introdujo con el Shinari Concept, y que después reafirmarían con el Minagi Concept (una propuesta que se traduciría en el nuevo CX-5). Muchos apostaron a que el primero de ellos iba a ser el nuevo coupé con motor rotativo de la marca, aunque desde entonces, poco más hemos sabido. Éste, por contra, tiene bastantes más números de convertirse en la nueva generación del Mazda6... o como mínimo eso es lo que esperamos.

No obstante, el interior sigue siendo igual de concept que en las dos propuestas conceptuales anteriores al Takeri. En este sentido, éste cuenta con cuatro asientos individuales, techo panorámico y un habitáculo claramente enfocado hacia el conductor. Ojalá el modelo de producción cuente con un interior así, aunque mucho me temo que los japoneses se acabarán decantando por un diseño algo más anodino. Como hacen casi siempre.

A nivel mecánico, de momento no sabemos gran cosa (el hecho de que sea "solo" un concept no ayuda especialmente en este sentido). No obstante, la marca sí ha hecho público que su nueva propuesta irá equipada con un propulsor con tecnología SKYACTIV-D, es decir, diésel. En el caso del nuevo Mazda CX-5, éste propulsor es un 2.2 turbo-diésel de baja compresión, capaz de rendir una potencia de 175 CV, generar 420 Nm de par máximo, y contar con unas emisiones de CO2 de tan solo 120 g/km. La eficiencia será sin duda una de las armas con las que luchará la nueva propuesta de Mazda, para la cual todavía tendremos que esperar hasta el próximo 30 de noviembre para verla en directo.

Vía: WCF