Asistimos a la presentación del Ford SYNC en el IFA 2011

Ford tiene las cosas muy claras. O al menos esa es la conclusión a la que pude llegar, una vez finalizó el acto al que nos invitó Ford España, para poder asistir al lanzamiento de Ford SYNC en Europa, y que llegará la próxima primavera con el nuevo Focus de Ford. Lo cierto es que este verano, Ford ha estado muy ocupada con los cuatro nuevos modelos que llevará al Salón del Automóvil de Frankfurt 2011, y de hecho, ya habéis visto el primero, el sexy Ford Evos Concept, del que ya os hablé justo antes de partir hacia Berlín. Un modelo que fue presentado dos días antes del evento al que asistí, debido a que era clave en la presentación de Ford SYNC para Europa.

Y es que SYNC va a llegar a Europa para quedarse, no como ha ocurrido con el conocido sistema Blue&Me, también desarrollado por Microsoft, y que ya hoy en día es un sistema obsoleto. Y es que SYNC, que tan buenos resultados está dando desde 2007 en EE.UU., está desarrollado conjuntamente por Ford y Microsoft, pero pensando en el futuro.

La aparición de Ford en el IFA de 2011, fue la primera de la marca norteamericana en dicho evento, y comenzó con Paul Mascarenas, CTO de Ford a nivel mundial, y que presentó el Ford MyKey, que como bien sabéis llegará en el 2012, junto con SYNC. Tal y como leísteis en la entrada de mi compañero Daniel Dominguez, el sistema MyKey no es sino un complemento del Ford SYNC, aunque podrá ser adquirido independientemente del SYNC, y que tal y como explicó Peter Patzelt, responsable de dicho sistema: "En particular, MyKey puede dar a los padres la tranquilidad de poder entregar las llaves a sus hijos". Y tal y como explicó mi compañero, únicamente se trata de unos ajustes restrictivos para los más pequeños de la casa, y dotar de mayor poder a los padres. Una llave hará de administrador del sistema MyKey (suponemos la de los padres, claro), y con ésta podremos configurar los parámetros de nuestra llave, así como la de los demás (nuestros hijos, por ejemplo).

Posteriormente, la presentación prosiguió con la presentación del Ford Emergency Assistance, que es un sistema adicional al MyKey, y que servirá para contactar con los servicios de emergencia que hay disponibles en los 112 de cada país (ya que es un sistema de emergencias de nivel internacional), y llamará al 112 de cada país en el que nos encontremos a través de nuestro teléfono móvil, dando instrucciones precisas de nuestra localización GPS a dicho sistema, y que una ambulancia llegue al lugar de la forma más eficiente posible. Además, este sistema puede estar activado de forma permanente a través de MyKey.

La presentación prosiguió con un vistazo al futuro de SYNC, y he aquí el motivo por el cual Ford presentó dos días antes su Ford Evos Concept. Si visteis mi entrada sobre el Evos Concept, no os desvelaré nada nuevo. Estamos hablando de Cloud Connectivity. Un sistema ideado por Ford, para tener en la nube todos nuestros datos más relevantes para poder ser rescatados, o bien ser compartidos con quién queramos. Un sistema que tendrá acceso a todas nuestras preferencias, gustos, necesidades e incluso a nuestra agenda. Y de esta forma, poder configurarnos el día a día. Gracias a este sistema, SYNC podrá saber qué música nos gusta, y cuáles son nuestras preferencias en cuanto a restaurantes, cines o lugares preferidos, haciéndonos la búsqueda más simple. E incluso será capaz de sugerirnos sitios o grupos de música similares a nuestros gustos.

Además, también se presentó el Adaptive Driving Enhancement, un sistema adicional del SYNC, que al estar conectado con la nube, sabrá en cada momento la situación del vehículo, así como los detalles de la carretera en la que nos encontremos, si hay atasco o no, o si hay accidentes, ya que se comunicará con otros vehículos que se encuentren más adelante de nuestra situación actual. Además, este sistema podrá detectar nuestro estado de excitación, es decir, si estamos tranquilos al volante o no. Y de esta forma, eliminar todas las posibles distracciones al volante si nuestro corazón se dispara, como la radio, los emails, y demás elementos que no nos serán de ayuda cuando queramos ir más rápidos. También el Adaptive Driving Enhancement, modificará los parámetros de la suspensión y la dirección en función de nuestra excitación y del estado de la carretera, ya bien sea sinuosa o una autopista tranquila.

Tal y como estuve comentando con el resto de prensa desplazada a Berlín, este sistema es muy novedoso además de útil e interesante. Podremos compartir nuestra localización a través de Twitter, Facebook, o mediante otras herramientas. Podremos saber si tenemos amigos cerca y quedar con ellos, o bien saber la información meteorológica de mañana y que el coche nos despierte un poco antes, debido a las malas condiciones meteorológicas. Sin embargo, aún no sabemos los pormenores del Cloud Connectivity, ya que no nos especificaron si esta plataforma será cerrada o dicha información podría ser compartida con coches de otras marcas, mejorando el servicio al no haber limitación en cuanto a usuarios. Sea como fuere, está claro que el Cloud Connectivity llegará antes de lo que nos creemos, aunque no todos los servicios en torno a este sistema estén al principio disponibles.

Una vez terminado el acto, tuve la doble oportunidad de probar el Ford SYNC junto con Jason Johnson, uno de los ingenieros de desarrollo del sistema SYNC, y que fue muy amable al enseñarme los entresijos del sistema. El Ford SYNC ha sido desarrollado por socios como Gracenote, Microsoft, NAVTEQ, Nuance Communications, Sony Corporation, TeleNav o ViaMichelin. Y tuve también la suerte de poder hablar con uno de los responsables de Nuance Communications. Y es que Nuance ha sido clave en el desarrollo del SYNC, ya que se han encargado de desarrollar un sistema de control por voz con hasta 10.000 comandos por voz en 19 idiomas. De esta forma, podremos solicitar una misma acción de diversas formas, y no cómo ocurría anteriormente. Podremos buscar entre el extenso listín de direcciones que "tenemos hambre" o que "quiero ir a un restaurante", y como resultado, SYNC realizará la misma acción. Y es que no todos pedimos una pizza de igual forma, ¿no?.

Gracias de dicha flexibilidad desarrollada por Nuance Communications, el sistema SYNC funciona a las mil maravillas, es fluido, te entiende a la primera, y no distrae en absoluto, basta una pequeña curva de aprendizaje para poder pedir que SYNC nos lea mails, sms, nos ponga una canción o nos lleve a nuestro restaurante favorito.

Aunque el esfuerzo de Ford con este sistema SYNC ha tenido una gran respuesta en EE.UU. desde hace algunos años, hay que recordar que marcas como Audi, BMW o Mercedes, llevan años con sistemas multimedia similares. Con un gran acabado un con muchas posibilidades, algo que Ford sabe y conoce. Por esto mismo, lo más destacable del evento fue mi charla con Jason Johnson. Estuvimos hablando sobre el futuro de SYNC, sobre la tecnología empleada en la pantalla táctil de los sistemas multimedia, además de los precios y la ambición que tiene Ford en dicho sistema.

Jason Johnson me reconoció que en Ford andan muy inspirados en todo lo que desarrolla Apple, les encanta Apple (de hecho él llevaba un flamante iPad 2), sobretodo en la forma en la que enfocan cada una de las tecnologías que desarrollan. Es por ello que desde Ford, han diseñado el SYNC no sólo para el presente, sino también para el futuro. Y es que desde el primer momento que dispongamos de nuestro coche con SYNC podremos recibir las diferentes actualizaciones de dicho sistema, de forma totalmente gratuita. Ya bien sea, yendo a nuestro concesionario Ford, o bien descargándolo en un USB desde nuestro ordenador, y conectándolo posteriormente en nuestro Ford. También me comentó que al poseer Wi-Fi, podría conectarse a nuestra red Wi-Fi doméstica y descargarse la última actualización, o bien a través de nuestro smartphone con conexión a Internet, muy similar a lo que va a ocurrir con el iOS 5 de Apple. Por lo que nunca tendremos el temor de que nuestro sistema se queda obsoleto, ya que en futuras actualizaciones se irán incorporando nuevos servicios gratuitos, por lo que SYNC, además de mejorar, también crecerá.

Cuando estuve manejando el Ford SYNC, me di cuenta de la pantalla era resistiva y no capacitiva, tal y como ocurre en la mayoría de los smartphones que tenemos hoy en día. Y el motivo por el que todas las pantallas multimedia táctiles son hoy en día resistivas es debido al sobrecalentamiento que sufren éstas cuando el sol les da de lleno. Evidentemente, en Ford están trabajando para mejorar este hecho, ya que estar pendiente de si hemos pulsado correctamente una opción o no mientras conducimos, no es la mejor idea. Además, también me comentó que estas pantallas capacitivas tienen una superficie demasiado brillante (glossy) frente a las otras pantallas, lo que podría llegar a deslumbrarnos.

Por supuesto, una de las mayores preguntas es el coste del SYNC en Europa, y teniendo en cuenta que recientemente en EE.UU. dicho sistema ha bajado a los 199$, está claro que la palabra asequible, es la que mejor va a definir a este sistema, ya que quieren que haya la mayor cantidad de usuarios usando el SYNC, sobretodo teniendo en cuenta que el Cloud Connectivity llegará antes de lo que nos esperamos.

Eso sí, hay que decir que este sistema llegará primeramente a Ford a través del nuevo Focus en primavera del 2012, para continuar con el Fiesta, Mondeo, y todo el line up de Ford. Y es que si todo lo que nos han prometido en Ford, se cumple, el SYNC llegará para quedarse ahora y en e futuro. Sobretodo viendo la mentalidad de que tienen en Ford, en donde son plenamente conscientes de que si hay alguna marca que desarrolle algún sistema novedoso, Ford se unirá a él, desarrollando el suyo propio. Y es que si no puedes vencerles, únete a él.