Primeras imágenes oficiales del BMW M5

Después de que hace un par de meses BMW presentara en sociedad el nuevo M5 Concept, coincidiendo con el salón de Shanghai, hoy nos llegan por fin las primeras imágenes oficiales del modelo en su definitiva versión de producción. No obstante, la decisión de publicarlas no ha salido precisamente de los despachos de Munich, sino que éstas se han filtrado esta mañana a través de un medio alemán. En este sentido, es de esperar que BMW haga públicos los detalles de su nuevo buque insignia en breve, probablemente de cara al fin de semana del 25-26 de junio coincidiendo con el BMW M Festival que tendrá lugar en el Nürburgring. Lo que vemos en las imágenes, de todas formas, no difiere mucho del concept car presentado en China, un modelo muy cercano a la versión de producción.

En este sentido, destacan las entradas de aire frontales, de generoso tamaño, así como las descomunales llantas de 20 pulgadas (con neumáticos 265/35 ZR 20 delante y 295/30 ZR 20 detrás) o las cuatro salidas de escape. No obstante, y a pesar de que el diseño del nuevo BMW M5 impone se mire como se mire, no es estridente ni exagerado, aunque tampoco llega a los niveles de discreción del Alpina B5, para qué engañarnos. No obstante, nada más verlo ya nos damos cuenta de que no estamos delante de un Serie 5 convencional. El ancho de vías, por ejemplo, es significativamente más ancho (valga la redundancia) que en la berlina convencional, lo que a buen seguro repercutirá de forma definitiva en la estabilidad. Eso por no hablar de los enormes frenos con pinzas pintadas a juego con el color Azul Estoril, precioso donde los haya, y recuperado del M5 de la generación E39.

Bajo el capó, el 5.0 V10 atmosférico que tan bien sonaba dará paso a un 4.4 V8 bi-turbo. Se trata de un cambio que ha levantado no poca polvareda, más por las sensaciones que éste pueda transmitir que por la diferencia de caballos entre ambas generaciones: y es que el nuevo propulsor turbo-alimentado es capaz de rendir 560 CV a 6.000 rpm (53 CV más que el M5 anterior) y un descomunal par de 680 Nm. Sin embargo, si nos fiamos de las palabras que Chris Harris pronunció tras probar el coche, así como el video rodado en Nardo mientras realizaban pruebas de alta velocidad, el nuevo 4.4 V8 bi-turbo tampoco es que suene precisamente mal...

Con una caballería como esa, no es de extrañar que el nuevo M5 pueda alcanzar los 100 km/h en 4,4 segundos y los 200 km/h en unos 13. Eso es posible gracias a una curva de par muy plana y disponible desde 1.500 rpm, y al cambio M-DCT de doble embrague con siete relaciones (también se ofrecerá con cambio manual). La velocidad máxima, por su parte, está limitada a los 250 km/h, como viene siendo habitual en este tipo de monstruos de las autobahn, aunque adquiriendo el M Drivers Package, este límite podrá ser modificado para poder alcanzar una velocidad máxima de 305 km/h. Lo que, de paso, lo convierte en una de las berlinas de producción más rápidas de todos los tiempos...

La presentación oficial sigue estando prevista para el salón de Frankfurt, que se celebrará el próximo mes de octubre, aunque ahora que se ha levantado la liebre, es de esperar que tengamos todos los detalles en breve. Tan breve, esperemos, como el fin de semana que viene, coincidiendo como he dicho con el BMW M Festival en el Nürburgring. El precio, según apunta la fuente, debería rondar los 100.000€ en Alemania, después de impuestos, una cifra bastante razonable si tenemos en cuenta que nos ofrece las mismas prestaciones que un Porsche 911 Turbo, aunque con espacio más que suficiente para llevar a toda la familia de vacaciones.

Vía: Autoblog