El Dacia Duster prepara su asalto a la Pikes Peak

Que la famosa Pikes Peak International Hill Climb siempre ha sido una especie de mito para los europeos es un hecho indiscutible. En los últimos 30 años han sido varias las marcas que han intentado hacerse con la victoria en la prueba norteamericana: sin ir más lejos, el alemán Walter Röhrl lo intentó con el bestial Audi Sport Quattro S1 Pikes Peak en 1987, consiguiendo un récord absoluto que poco después arrebataría el Peugeot 405 T16 de Ari Vatanen. No obstante, el interés por la mítica subida decayó ligeramente con los años, aunque hace dosediciones, gracias a Marcus Grönholm y al Ford Fiesta de Olsberg Motorsport, el interés por la prueba norteamericana recuperó muchos enteros. Para la edición de este año, la marca que ha querido recoger el testigo dejado por el piloto finlandés es Dacia... aunque el interés de ésta en el mercado americano sea prácticamente nulo.

Las fotos que acompañan esta entrada nos muestran como será el Dacia Duster con la que la marca franco-rumana quiere bajar la infranqueable barrera de los 10 minutos. El punto de partida es la versión que actualmente participa en el Trophée Andros de carreras sobre hielo, un vehículo modificado de forma intensiva y que poco tiene que ver con el Duster de serie. A la tracción integral y la configuración de motor central, los técnicos de RenaultSport han añadido un splitter frontal y un alerón de proporciones casi bíblicas: la razón es que a la altura en la que se disputa la Pikes Peak, el aire es menos denso, con lo que se necesita más alerón para conseguir el mismo nivel de apoyo aerodinámico. El resultado es un coche muy espectacular, aunque sin llegar a las cotas del Genesis PM850 de Rhys Millen.

El encargado de llevar el Dacia Duster a la cima de la Pikes Peak es un francés llamado Jean-Phillipe Dayraut, la misma persona que supuestamente ha filtrado las fotografías que hoy os mostramos, realizadas mientras se llevaban a cabo trabajos aerodinámicos en la sede de RenaultSport. La verdad es que sorprende ver a Dayraut a la cabeza de un proyecto como éste, especialmente cuando el piloto francés no cuenta con el cartel que, por ejemplo, sí tenían pilotos como Grönholm, Röhrl o Vatanen. El dato que más me ha llamado la atención es que el francés participa de forma habitual en el Trophée Andros a los mandos de un BMW Serie 1... luchando de tú a tú con el Dacia Duster del mismísmo Alain Prost, piloto oficial de la marca franco-rumana en el cerámen.

De momento, sabemos más bien poco sobre la mecánica elegida para propulsar al Dacia Duster. Según se puede apreciar en la imagen, da la sensación que se trata de un motor V6 turbo-alimentado. En Autoblog van un poco más allá, afirmando directamente que la base del motor es el V6 bi-turbo del Nissan GT-R, al que tras algunas modificaciones hechas por los magos de RenaultSport, se le atribuye una potencia de unos 850 caballos. Casi nada. Las primeras pruebas se realizarán el 5 de junio aunque la hora de la verdad llegará el día 26, fecha en la que se dispute la mítica prueba norteamericana. ¿Será capaz el Dacia Duster de plantarle cara a Millen y a Monster Tajima y hacerse con la victoria absoluta en la Pikes Peak? En poco más de un mes saldremos de dudas...

Vía: Autoblog