¿Está justificado que el Porsche 911 GT2 RS valga el triple que un 911 Carrera básico?

Una de las cosas que más me gusta del Porsche 911 es la infinidad de versiones que hay disponibles, cada una de ellas pensada para unas necesidades y un tipo de cliente muy concreto. Mientras que el Carrera básico sirve de acceso a la gama, y está pensado para los que simplemente "quieren un Porsche" sin más complicaciones de las necesarias, el Turbo estaría pensado para aquellos que quieran un gran turismo con el que deborar kilómetros no sea un problema; mientras que el GT3 RS está desarrollado para los que quieran sacar el máximo partido a su 911 en circuito, el Targa se convierte en la opción ideal para los que quieren disfrutar de un descapotable, sin las habituales limitaciones que ofrece un techo de lona. Como veis, para gustos los colores.

En este sentido, la oferta del fabricante alemán empieza por el modesto 911 Carrera, el cual se puede encontrar en España por 96.600€. Al otro lado del espectro, por contra, tenemos el brutal 911 GT2 RS, la máxima expresión en cuanto a deportividad que ofrece hoy en día la marca Porsche. De él tan sólo se han fabricado 500 unidades, las cuales ya están todas vendidas, a pesar de que el precio rondaba los 262.000€, exactamente el triple del modelo que abre la gama. La pregunta del millón es: ¿está justificada esta diferencia de precio entre ambas versiones? ¿es justo cobrar el triple entre un modelo y otro?

Para salir de dudas, Autocar ha decidido comparar ambos modelos cara a cara, y las conclusiones son obvias: el GT2 RS es más rápido que el 911 Carrera. Lo que no está tan claro es que sea "el triple" de rápido, pero eso es otra historia. El test que llevan a cabo los británicos mide parámetros tan dispares como la aceleración, la velocidad punta, la frenada o el tiempo por vuelta, claro que con el día de perros que hacía cuando se realizó la prueba, ésta última la podemos coger con pinzas (en seco la distancia entre ambos seguro que es mucho mayor).

Aunque parece obvio que el 911 GT2 RS tenga que salir victorioso de todos los combates, no seré yo quien os desvele los resultados antes de tiempo, por lo que al video me remito:

¿Queda justificada la diferencia, pues? Yo, personalmente, creo que sí. El 911 GT2 RS prácticamente dobla en potencia al 911 Carrera, superándolo con holgura en todos los apartados. Sin embargo, eso en el fondo es lo de menos: al comprar un GT2 RS (ya llegas tarde si no lo has hecho todavía), no sólo estás comprando el 911 más rápido del momento (que no es poco), sino que estás adquiriendo una máquina casi perfecta, diseñada y desarrollada por Porsche Motorsport y única en el sentido de que tan sólo se van a fabricar 500 unidades. Y eso por no mencionar que el GT2 RS, desde el mismo momento en que fue presentado, es parte de la historia viva de la marca. Mark Webber ya puede estar contento...

Vía: Autocar