Renault pide disculpas a los supuestos «espías»

Lo cierto es que esta historia no deja de ser curiosa. Al principio de este año, os informábamos de uno de los casos de espionaje industrial más graves de los últimos años, y es que Renault había descubierto a tres empleados a los que acusaba de espionaje industrial. Recuerdo que aquel día se montó una buena en el país francés, ya que hasta los ministros de industria tuvieron que salir al paso, con unas declaraciones apoyando de manera incondicional a la propia Renault, como no podía ser de otra forma. Y es que hay que recordar que el Gobierno francés tiene el 15 % del accionariado de Renault. Sin embargo, hace bien poco, Renault convocó una reunión extraordinaria de sus más altos directivos, para admitir que dichas acusaciones eran erróneas.

En enero, ya os hablamos de que estos tres empleados (todos ellos directivos), eran acusados de entregar de forma deliberada, información con respecto al programa de vehículos eléctricos que está desarrollando Renault. Sin embargo, en un comunicado dado a conocer hace unos días, el Director Ejecutivo de Renault, Carlos Ghosn, y el Director de Operaciones de Renault, Patrick Pelata, "presentan sus más sinceras disculpas" a los tres hombres acusados, Michel Balthazard, Bertrand Rochette y Tenenbaum Matthieu.

Uno de estos tres ejecutivos, Michel Balthazard, fue suspendido en enero de empleo y sueldo, tras haber trabajado en Renault durante nada menos que 30 años, ocupando después de mucho tiempo, el cargo de Vicepresidente de Ingeniería Avanzada, y uno de los encargados del desarrollo de los futuros modelos eléctricos de Renault. Sin embargo, y después de esta noticia, Renault ha admitido hoy que no sólo él ha sido "acusado de forma injusta en este asunto", sino que los otros dos empleados también serán absueltos después de comprobar su inocencia.

Desde luego, que poniéndome en la piel de éstos empleados, el agravio contra ellos ha sido bastante grande, aunque Renault les compensará, ya que:

Tanto Ghosn como Pelata se han comprometido a reparar el daño ocasionado a los tres ejecutivos, y restaurar el honor así como la opinión pública de sus empleados. Asimismo, reconocemos los graves daños personales que han sufrido sus empleados y familiares.

Además, Renault ha reconocido que tanto Ghosn como Pelata, se reunirán los tres empleados afectados. De hecho, el propio Ghosn ha convocado, de forma extraordinaria, una reunión de su junta. Lo que podría hacernos pensar en que quizás más de una cabeza de la cúpula directiva va a rodar, sobretodo viendo el escándalo es este caso, y la confusión de los detalles de la sentencia sobre los acusados. Además, Renault comunicará los resultados de las deliberaciones de su junta, cuando ésta concluya.

Y es que viendo cómo ha manejado todo este caso y el daño producido a estos tres empleados, mucho me temo que esto no quedará aquí, eso sí los tres acusados ya pueden dormir tranquilamente, aunque el susto que de llevaron, no se si se podría llegar a compensar, aunque con una buena indemnización.....