El Saab PhoeniX será la base de futuros Saab

Una de las marcas que mas ha sobresalido durante este pasado Salón de Ginebra, ha sido Saab. Y es que durante esta misma semana, Saab dio a conocer su nuevo concept car, el Saab PhoeniX, un coche muy futurista repleto de tecnologías. Un coche muy impresionante y ta vez algo polémico, ya que muchos de sus avances tecnológicos no los pudimos ver en directo. Y es que ya no sólo basta con prometer, también hay que mostrar y enseñar. Sin embargo, Saab tiene unos planes mucho mayores para el PhoeniX, ya que la marca tiene planeado que este concept car, sirva como base para sus futuros modelos.

Tal es así, que uno de sus primeros modelos que podrían recibir dicha nueva plataforma en la que está basada en PhoeniX, sería el futuro y nuevo Saab 9-3 previsto para el 2013, es decir, su nueva generación. Dicha plataforma, estaría creada de una forma tan flexible, que serviría eventualmente para otros modelos, como el las nuevas generaciones del Saab 9-5, o el nuevo Saab 9-4X.

Hay que recordar que la actual generación de coches Saab, están desarrolladas bajo plataformas diseñadas por el gigante estadounidense GM, como parte del legado de la marca americana tras el acuerdo con Saab. Sin embargo, con el nuevo propietario de Saab, Spyker, la marca sueca dispone de una mayor libertad para desarrollar sus propios vehículos, sin las limitaciones que les imponían desde la cúpula de GM.

Y uno de los primeros cambios que experimentó Saab, fue la contratación del ex diseñador de Bertone, Jason Castriota, siendo el nuevo director de diseño de Saab. Y justo Castriota es el hombre que hay detrás del diseño del Saab PhoeniX. Un modelo que tiene mucha importancia tanto en el diseño como en el desarrollo de la plataforma sobre la que está diseñado.

Una nueva plataforma que está inspirada en el actual 9-3, aunque para su adaptación al PhoeniX ha sufrido ciertas transformaciones. Por ejemplo, esta plataforma del 9-3, ha sido rediseñada para albergar una nueva tracción delantera, además de ser una plataforma más larga, ancha y baja. Además, el eje trasero ha sido totalmente rediseñado junto con un montón de mejoras tecnológicas que aún no se han especificado.

Desde luego que los beneficios de utilizar una plataforma única, y además flexible para múltiples modelos, son evidentes. Saab podrá reducir los costes de producción al usar componentes comunes, y de esta forma además se reducen los tiempos de entrega, los costes de ingeniería y también se pueden construir diferentes modelos en una misma línea de producción.