BMW anuncia que el Ring-Taxi continúa… con el M3 y sin Sabine Schmitz

Hace algunos días nos hacíamos eco de una noticia que hablaba de la posible desaparición del Ring-Taxi. Se trata de un servicio muy popular entre los aficionados que nos acercamos de vez en cuando al Nürburgring, no ya por el hecho de poder disfrutar de una vuelta en un BMW M5 de 507 caballos, sino porque entre los pilotos encargados de llevar la super-berlina bávara hay una tal Sabine Schmitz, conocida también como "La Reina del Nürburgring". Evidentemente, leer sobre la posible cancelación de todo un ícono como es el Ring-Taxi nos dejó un poco sin palabras, pero por lo que parece, y según apunta Brige to Gantry, BMW ha garantizado la continuidad del servicio... aunque con algunos cambios.

El cambio principal y más importante es la sustitución del BMW M5 por el más deportivo (auque menos potente) M3. La verdadera razón de este cambio se escapa a mi conocimiento, porque el M5 no desentonaba en absoluto en el trazado alemán. Sin embargo, en los primeros años de existencia del Ring-Taxi, las vueltas se daban con BMW E30 M3, por lo que este movimiento podría interpretarse como una vuelta a los orígenes. Me imagino que el hecho de pesar sensiblemente menos que su antecesor, hace del M3 un coche menos agresivo con los neumáticos, los frenos y las suspensiones, lo que a lo largo del año será de agradecer. No obstante, me da a mi que el Ring-Taxi seguirá siendo un servicio "con pérdidas", como lo ha sido en los últimos años, y es que a 189€ la vuelta (a dividir entre tres ocupantes), no sorprende a nadie que los números no salgan. Otra cosa es la publicidad que genera... que no es poca en este caso.

El segundo cambio quizás no es tan significativo, pero sí que me resulta altamente preocupante. Estoy hablando de la sustitución de Sabine Schmitz como una de las encargadas de pilotar el Ring-Taxi. A partir de ahora, los encargados de ofrecer este servicio serán los monitores del programa BMW Driving Experience, con lo que, a mi parecer, se pierde parte del encanto que tenía la posibilidad de sentarse al lado de La Reina del Nürburgring en el Infierno Verde.

Apuesto a que las razones de este cambio nunca saldrán del todo a la luz, pero no me extrañaría que la postura firme de Sabine Schmitz contra el nuevo organismo gestor del 'Ring, implicándose de forma activa en el movimiento Save The Ring, haya precipitado su salida del trío de pilotos que normalmente se encarda de conducir Ring Taxi. Personalmente creo que es una pena que ésto haya sucedido, y es que entre los aficionados que verdaderamente amamos en circuito alemán, Sabine es mucho más que un nombre o una buena piloto: ella representa lo que siempre ha sido el viejo Nürburgring (de hecho, sus padres siempre se han ocupado del Hotel Am Tiergarten y del restaurante Pistenklause, una leyenda en la zona).

Afortunadamente, tampoco es que la alemana se haya quedado de brazos cruzados, más bien al contrario. Tal y como anunciamos hace unos días, una buena alternativa al Ring-Taxi es el nuevo servicio que empezará a funcionar este año, y en el que podremos disfrutar de una vuelta en un Porsche 997 GT3 RS de 450 caballos. El piloto, obviamente, no puede ser otro que la propia Sabine, aunque, sin el apoyo de fábrica con que sí contaba el Ring-Taxi (y que hacía que el precio de una vuelta no llegara a los 190€), cada vuelta nos saldrá por unos 449€.

Vía: Bridge to Gantry | Sabine Schmitz Speedbee | En MotorFull: Guía de Supervivencia en el Nürburgring