Huayra empieza a sonar como posible nombre para el Pagani C9

A pocas semanas para que por fin podamos ver el esperado sustituto del Pagani Zonda, en internet ya se está empezando a hablar del posible nombre que tendrá la nueva creación de Horacio Pagani - hasta ahora conocida por el nombre interno de C9. Según el sitio italiano Al Volante, uno de los nombres que más suenan como posible candidato es el de Huayra. Dicho nombre, que significa "viento" en el idioma ancestral de Quechua, ya habría sido registrado por el fabricante italiano. He de reconocer que, así de entrada, Huayra no es un nombre con mucho "gancho", como, por contra, sí tienen los que normalmente elige Lamborghini para sus deportivos. Sin embargo, la relación entre Horacio Pagani y Huayra va un poco más allá de lo que puede parecer a primera vista.

Argentina, 1972. El Huayra Pronello Stradale era un deportivo diseñado, desarrollado y fabricado íntegramente en Argentina - patria natal, asimismo, de Horacio Pagani. Fue obra de Heriberto Pronello, un ingeniero ambicioso y apasionado por el automovilismo, quien se metió de lleno en el mundo de las carreras con un prototipo que montaba motor Ford V8: era el Huayra Ford Sport Prototipo. Posteriormente, a principios de los años setenta, dio el salto a los coches de calle al modificar una de las unidades de reserva - el mismo modelo que veis en la imagen que abre esta entrada.

Mecánicamente, el motor Ford dió paso a una unidad Chevrolet que, convenientemente retocada, ofrecía 300 caballos de potencia. El Huayra MK11, como era llamado por el propio Pronello, era simplemente una prueba para ver si era viable realizar una producción en serie. A diferencia de otros constructores, que basaban sus modelos en otros deportivos ya existentes, el Huayra era una creación que partía de una hoja en blanco, y contaba con avances como los elevalunas eléctricos, o un chasis autoportante de avanzado diseño que apenas llegaba al metro de altura. Desgraciadamente, el proyecto no fue a más y todo quedó en eso.

Tras indagar un poco en la historia del constructor argentino, queda claro que, de elegirse el nombre de Huayra como el del sucesor del Pagani Zonda, no sería una elección al azar, ya que las carreras profesionales tanto de Heriberto Pronello como de Horacio Pagani parecen casi calcadas: dos argentinos apasionados por el mundo del automóvil, que en su día fueron capaces de diseñar dos deportivos únicos con los medios de los que disponían. Aunque el Huayra no tuviese el éxito que quizás sí que hubiese merecido, visto lo visto no me parece un mal tributo el ponerle un nombre como éste a un deportivo de prestigio como el nuevo Pagani.

Vía: Autoblog | Test del ayer | Foto: Armando J. Rivas | Fotos: 1 y 2