[Lo mejor de 2010] Elige el coche del año de MotorFULL

El año 2010 ha sido muy emocionante e interesante dentro del mundo del automóvil, por ello vamos con la primera edición de CARMF en la que los editores de MotorFull os proponen cada uno de ellos un coche que creen que debe ser el coche del año del año 2010 y tú serás el encargado de decidir cuál es el coche del año 2010 de MotorFull. Después del salto podrás ver cada uno de los coches candidatos y con los motivos que expone cada uno por el cual debería ser el CARMF 2010, al final tienes una encuesta donde decides que coche es el elegido.

BMW Serie 1 M Coupe

David López

Esto se termina amigos, otro año más que tenemos que cerrar para abrirle ahora las puertas al 2011. Dejamos un 2010 marcado por la repetitiva crisis económica, algo que probablemente nos siga marcando durante el 2011 pero debemos hacer lo posible para salir adelante, tal y como han hecho muchas marcas de automóviles, las cuales a pesar de todo mantienen ventas e incluso las han aumentado, a la par que nos han dejado presentaciones de nuevos modelos.

Muchos han sido las presentaciones realizadas, pero solamente me dejan elegir una de todas, la única a la que yo daría el título del coche del año, honor que le voy a conceder sin más dilación a una de las más recientes: al BMW Serie 1 M Coupe, coche que como sabéis o ya habréis deducido de post anteriores me encanta. A pesar de esto último, si me permitís, os explicaré el porque de mi decisión.

Muchos pensaréis que el primer boom que ha tenido este coche es debido en parte al mareante trajín teaser y fotos a medias tintas que se ha traído BMW, si, es cierto, no os lo niego, pero esto es algo que forma parte del juego de la publicidad y es precisamente lo que BMW ha querido en todo momento. Pero fijaros, viendo entrelineas, que pocas veces las marcas andan con estos jueguecitos a no ser que se trate de algo muy especial o innovador.

Y aquí se ha dado precisamente ese caso, BMW tenía preparada una auténtica joya para delicia de todos los públicos. Si comparas un Serie 1 M "normal" frente al Serie 1 M Coupe, solo a simple vista te das inmediatamente cuenta que ahora, y ya iba siendo hora, la nomenclatura M va en serio. Estéticamente son muy distintos, a pesar de que el hermano mayor como punto de partida al hermano pequeño, una estética que sirve para sujetar y controlar perfectamente los increíbles 340c.v. de su motor.

Su potencia, y previsiblemente también su precio, le convierten en el modelo perfecto para iniciarse en la gama M de BMW y en los coches de alta gama. Pero a pesar de ser el novato y el más pequeño de la familia yo que tu no lo infravaloraría, porque este "juguetito" es capaz de sacarle los colores a tu M3 de tercera generación sin apenas despeinarse. Y ojito a su interior, porque si te esperabas un "cockpit" de lo más racing estás muy equivocado, recuerda ante todo que seguimos hablando de un BMW M, donde la exquisitez y el buen gusto no está reñido con la deportividad.

Por estas características, por el diseño que BMW ha imprimido en todas y cada unas de las cosas de su nueva bestia y, por el buen hacer de los alemanes, creo que el BMW Serie 1 M Coupe es un claro candidato a convertirse en el coche del año 2010.

Lexus CT 200h

Daniel Ramirez

Sin duda, algo está cambiando en la sociedad a nivel mundial. Sin duda, cada vez la población mundial está cada vez más concienciada en cuanto al desarrollo sostenible. Está claro que cada día, los automóviles son cada vez más eficientes, más rentables, y suponen (no en todos los casos) una inversión en materia de seguridad, comfort y tecnología. Por otro lado, el sector del automóvil siempre se ha movido según la demanda que la sociedad produce en cada momento, y es que no hay que olvidar, que al final som empresas que tienen como principal objetivo, ser lo más rentable posible. Y ahora, lo que la sociedad demanda, son vehículos con un mejor rendimiento, junto con un menor consumo de combustible y menos emisiones de CO2.

Es por ello, que las empresas buscan ser cada vez más ecológicos, y por lo tanto, exploran nuevos recursos energéticos que sirvan para impulsar los vehículos. Está claro que el futuro no pertenece a los automóviles que usan el combustible fósil como fuente de energía, y que la tendencia es cada vez mayor, a desarrollar modelos únicamente eléctricos. Sin embargo, esto no se producirá hasta que no existan las infraestructuras necesarias para que casi todos los automóviles eléctricos puedan moverse sin limitaciones (que es precisamente lo que nos propone un automóvil, libertad). Es por ello, que el sector está dando un paso intermedio hacia el vehículo eléctrico, y esto ocurre con los modelos híbridos.

Últimamente, hemos visto muchos modelos híbridos. Unos fueron lanzados más como un experimento que como una realidad. Y otros, nos obligaban a cambiar nuestra forma de conducir, para que el consumo de combustible y emisiones de CO2, fuesen las que la marca nos garantizaba. Al final, más que un vehículo rentable, nos suponía un quebradero que cabeza, más que una elección real y alternativa. Sin embargo, mucho ha llovido desde entonces, han mejorado tanto la gestión del motor eléctrico, el de combustible, y las baterías, que hoy en día, comprarse un híbrido no te comprometerá tanto tu forma de conducir, como antes. Desde luego, hay que tener en cuenta que son modelos que corren, pero que éste no es su propósito.

Sin embargo, uno de los modelos que realmente está dando mucho que hablar en el mundo de los híbridos, es precisamente el Lexus CT 200h. Es un modelo que Lexus tiene muy pensado y desarrollado. Un modelo realmente eficaz, de gran rendimiento, y del que sólo hemos oído hablar maravillas de gente normal y corriente como tú o yo. Un coche, cuyo lema dentro de Lexus, es que será el primer modelo al que no necesitaremos una adaptación de nuestra conducción, para poder sacarle todo el rendimiento, sin un aumento de consumo excesivo. Desde luego, un modelo que además tiene un precio bastante competitivo, sobretodo pensando que es un Lexus, por lo que es un modelo premium. Además Lexus ha puesto especial énfasis en dar a conocer a todo el mundo, este modelo enfocado al sector joven y con poder adquisitivo. Sin duda, un modelo a tener muy en cuenta, sin duda mi favorito.

Sin duda, un modelo híbrido premium, con un precio que oscila entre los 29.000€ y los 35.000€ (con casi todos los extras), con 136 CV sumando ambos motores, con un consumo en torno a 3,8 l/100km en casi cualquier situación, ya bien sea ciudad o carretera, y con unas emisiones en torno a los 85 0 86 g/km, desde luego es para pensárselo. Sin duda sería una gran compra, en mi opinión. Aunque desde luego, si eres un conductor al que le gustan las emociones fuertes, un modelo deportivo y que transmita sensaciones, éste seguro que no será tu modelo, ya que aunque este modelo no necesite adaptación, sin duda este modelo no te aportará lo que pides. Sin embargo, creo que este modelo supone, quizás, el primer modelo con el que el público podría concienciarse de que los coches híbridos, han legado al mercado para quedarse definitivamente.

Bugatti Veyron Super Sport

Daniel Dominguez

Si tuviera que elegir cuál ha sido para mi el coche más destacado en este 2010 que estamos a punto de cerrar, sin duda diría que el Bugatti Veyron Super Sport. La razón del porqué de mi elección es muy fácil de entender: este super-deportivo, presentado a principios de verano, es lo máximo en cuanto a prestaciones. Y no sólo lo es ahora, hoy en día, a la espera de que SSC mueva ficha con el Aero en la batalla por el título del "Coche Más Rápido del Mundo". Bugatti ha ido mucho más allá con la última evolución del Veyron: ha subido el listón de golpe, hasta donde muy pocos coches pueden ni tan sólo soñar en llegar.

El Bugatti Veyron Super Sport es uno de esos coches que marcan época. Como el McLaren F1 en los años noventa: muchos años tuvieron que pasar hasta que un deportivo fue capaz de ofrecer prestaciones similares a las de la obra maestra de Gordon Murray. Y lo mismo pasará con lo último de Bugatti. Seguramente, en los próximos años, muchos coches romperán la marca de 431 km/h que el Super Sport marcó en las rectas de Ehra-Lessen - pero aquí la cuestión no es tanto el objetivo final, en este caso la velocidad máxima, sino la forma en que se llega hasta ella. Y aquí el Bugatti Veyron Super Sport es donde muestra todo el trabajo que se ha hecho detrás, en la sede que la marca tiene el Molsheim.

El Bugatti Veyron original, con sus 1.001 caballos de potencia, rompió moldes cuando fue presentado hace unos años. No obstante, un sinfín de problemas de refrigeración y sobrecalentamiento retrasaron la presentación, con lo que las dudas alrededor del proyecto no tardaron em aparecer. Sin embargo, una vez la versión final de producción fue presentada, ni un sólo medio tuvo una palabra negativa para lo último de Bugatti. Al instante, los rumores acerca de una versión todavía más deportiva no tardaron en llegar, con fuentes que hablan felizmente de potencias entorno a los 1.200-1.300 caballos de potencia. El problema es que sacar los 1.001 caballos que en su día prometió el máximo responsable de Volkswagen no fue tarea fácil, por lo que imaginad, pues, lo titánica que resultaba la idea de añadir 200 caballos adicionales. De locos.

Para empezar, las necesidades de refrigeración se incrementarían, con lo que las entradas de aire deberían ser más grandes, lo que a su vez afectaría a la cuidada aerodinámica. Por otro lado, más potencia implica más temperatura que disipar, con lo que los intercoolers también deberían ser más grandes, lo que a su vez forzaría a los ingenieros a rediseñar muchos de los bocetos originales del Veyron. El resultado de todo esto ya lo sabeis: 1.200 caballos de potencia, gracias a turbos e intercoolers de mayor tamaño, y a una nueva gestión electrónica. Todo ello en un coche con muchas más mejoras de lo que uno podría esperar a primera vista. Y lo mejor de todo es que, según los ingenieros, el motor es capaz de generar más caballos - el problema es que con tal potencia, no podrían garantizar la fiabilidad de la caja de cambios DSG de siete relaciones.

Por mover el listón hasta donde muy pocos podrán llegar; por convertir a deportivos como el Pagani Zonda o el Ferrari Enzo en simples "aspirantes"; por mejorar lo que ya de por sí parecía imposible mejorar; para mi, el coche del año, sin duda, es el Bugatti Veyron Super Sport. Y dejadme que os diga que muchos años pasarán hasta que volvamos a ver algo que se le parezca...

Range Rover Evoque

Samuel Cerrato

Si tengo que elegir el mejor coche del año en mi opinión, este sería el Range Rover Evoque. En este modelo Range Rover ha sabido sintetizar la esencia de un coupé, con su diseño deportivo y con sus formas aerodinámicas, y a esto le ha sumado lo mejor de un vehículo todoterreno, de un utilitario deportivo.

El resultado de esta mezcla podría haber sido nefasto, pero ha sido una verdadera joya, una obra de arte. Lo que más me gusta de este Evoque es ese diseño, joven, agresivo, que demuestra la garra que tiene este coche. Su parrilla delantera muestra sus verdaderas características, con un diseño agresivo y bastante arriesgado, pero que consigue un acabado excelente, y confiere al Evoque ese carácter único que imprime al verlo. Su acabado trasero se podría decir que tira más por una línea clásica, con más formas planas, y con 2 tubos de escape que continúan transmitiendo la garra del Range Rover Evoque.

Si observamos su diseño de perfil, solo puedo decir que me encanta, y en mi opinión está muy conseguido. El Evoque combina a la perfección la idea de un vehículo coupé, joven y moderno, con un SUV’s un vehículo más familiar y serio. Con lo cual, su público puede ser desde un joven cualquiera, hasta un padre o una madre de familia.

Además de tener un diseño impoluto, el Evoque cuenta con unos motores muy potentes. Un motor diesel de 2,2 L con una potencia de 150 o 190 cv., o un motor de gasolina 2,0 L con una potencia de 240 cv. Así que, si elegimos gasolina o diesel la potencia del Evoque será enorme. El único pero que se le puede poner a este Range Rover Evoque, es su precio, que de salida ronda los 35.000 euros, y que es el mayor impedimento para poder adquirir uno.

Así pues, y a modo de resumen, para mi el Evoque es el coche del año por haber podido sintetizar la modernidad con la línea más clásica, y el diseño de un coupé, con el de un vehículo todoterreno.

Nissan Leaf

David Rubia

Ha sido un año muy interesante desde el punto de vista del automóvil, durante 2010 hemos visto como poco a poco los nuevos métodos de propulsión en el sector del automóvil están teniendo más protagonismo, impulsados por el ahorro energético principalmente. Hemos estado en un año en el que cada vez más ha habido coches híbridos y el año que viene esta tónica seguirá aumentando. Sin embargo, siempre me ha gustado la gente que va un poco más allá y creo que el Nissan Leaf supone un gran salto de gigante en lo que a impulso del coche eléctrico.

Ahora hay pocos mercados en los que un coche completamente electrónico puede circular con facilidad, la falta de infraestructuras es más que evidente y en países como España todavía está muy verde. Es trabajo de los gobiernos impulsar estas infraestructuras para tener ciudades más ecológicas, siempre apoyados por las marcas de automóviles quienes pueden presionar para que la situación no se quede parada. En Portugal, donde las infraestructuras están más avanzadas, ya hay algunos coches por las calles. Allí es donde pude probar este coche que me dejo gratamente sorprendido, pero por encima de las sensaciones personales que pude tener en esta prueba creo que el simple hecho de ir un paso más adelante, o al menos intentarlo, es más que suficiente para que el Nissan Leaf sea el coche del año.

Todavía faltará tiempo hasta que lo podamos ver por la carreteras españolas, inicialmente estaba previsto que llegase a nuestro mercado para antes del comienzo del segundo trimestre, sin embargo ha habido algunos retrasos que podrían afectar a la llegada del coche a nuestro país y no se sabe a ciencia cierta cuando podrá estar disponible, aunque debemos confiar en que los japoneses hagan su trabajo y tengan suficientes coches para los distintos países.

Además del tipo de coche que es el modo de venta también es innovador en el mercado convencional, con un contrato de leasing en el que el comprador pagará una entrada correspondiente al 15% del valor del coche y posteriormente cada vez pagará una cuota previamente fijada. Por último se podrá devolver el coche a la marca para adquirir uno nuevo o pagar otro porcentaje para tenerlo en propiedad. Este modelo es bastante bueno porque nos permite, en lugar de tener el mismo coche durante muchos años poder renovarlo fácilmente bien por el mismo modelo más nuevo o bien por cualquiera de los otros que tenga disponible la marca.

En definitiva, me parece que el Nissan Leaf trae consigo una pequeña revolución que ahora no parece ser demasiado notable pero que dentro de unos años nos podremos dar cuenta de quienes fueron los primeros que dieron el primer paso en dar el salto a los coches completamente eléctricos de forma masiva.

Lexus LFA

Marcos Vega

LFA, nunca tres letras me pusieron la piel de gallina, desde el primer día que vi este coche supe que Lexus habia hecho "el coche", durante 2010 han surigido muchos, y cada uno tiene su opinión, la gran mayoría son mejoras de productos ya existentes, pero pocos han innovado como lo ha hecho Lexus con su LFA. Posiblemente el LFA no esté para muchos a la altura del Porsche GT3 RS o el Bugatti Veyron y su cantidad de modelos, pero he de decir que el Lexus me cautivó desde el primer día.

Los japoneses han sabido crear un serio competidor en el mundo de los superdeportivos, sus especifiaciones técnicas son un nuevo referente en el mundo de la automoción y los alemanes empiezan a mirar con recelo a los japoneses.

Su motor V10 con los cilindros colocados a 72º y un sistema DOHC de 40 válvulas hacen latir 560 CV a 9000rpm a este bólido nipón, todo ello controlado gracias a una nueva trasnmisión ASG capas de hacer que los cambios de marchas se realicen en apenas 2 décimas de segundo. Además el LFA nos da la opción de elegir entre 4 modalidades de conducción, Normal/Auto/Sport/Mojadao, eligiendo el modo de conducción que deseemos desde un selectro giratoria que encontraremos a la derecha del salpicadero; todo está tan diseñado y pensado que incluso en la leva de reducción deberemos ejercer un esfuerzo superior que en la leva de subida.

El LFA ha sido fabricado con fibra de carbono y su coeficiente aerodinámico es de los más bajos, o.31Cx , esto no lleva a alcanzar una velocidd máxima de 325km/h y acelerar de 0-100 en tan solo 3.7 segundos y gracias a su bajo coeficiente aerodinámico este coche va pegado al suelo. Me decanto por el Lexus LFA por su innovación, aspecto y características, y por eso mismo para mi es el coche del año 2010.

Porsche 911 GT3 RS

David del Pozo

Este año 2010 nos ha dejado un gran puñado de novedades a lo que se refiere en automoción deportiva, y aunque ciertamente es no sea la alternativa más perfeccionada del año me gustaría brindarle un tributo a Porsche y a su mítico y legendario 911. Después de 47 años desde la presentación del primer Porsche 911 en el Salón del Automóvil de Fráncfort, esta casa alemana fundada por Ferdinand y Ferry Porsche en 1931, ha estado continuamente hasta el día de hoy invirtiendo una progresión bajo el esfuerzo de perfeccionar una materia que les ha servido a día de hoy para consolidarse como uno de los hitos más profundos y significantes del mundo del motor.

Una clara esencia de esta legendaria dinámica está plasmada en el actual Porsche 911 GT3 RS 2010, un deportivo que almacena toda la potencia y experiencia recopilada durante estas cuatro largas décadas de existencia. Esta auténtica joya del asfalto es una evolución del 911 GT3, sus cualidades le designan como un bólido de carreras pero con certificación al público, quiero decir que es 100% matriculable. El objetivo principal de la elaboración GT3 RS fue fabricarlo con los materiales más ligeros y establecer los elementos más significativos lo más abajo y cerca posible del centro de gravedad. Como de costumbre, el propulsor está situado en la parte posterior y compuesto por seis cilindros que albergan 3.8 litros de cubicaje atmosférico. Este motor rinde a las mil maravillas y ofrece una potencia de 450 caballos y 430 Nm de par máximo.

El auténtico secreto de este deportivo es su impresionante ligereza de 1.445 kg con elementos en fibra de carbono como el gran alerón trasero o el parabrisas y el capó de fibra plástica. Todos estos alicientes permiten transmitir al conductor la más exuberante experiencia en adrenalina y potencia. La tracción trasera determina una feroz aceleración que permite driftear o sobrevirar a los conductores más juguetones. Esta respuesta tan efectiva esta favorecida gracias a una caja de cambios de seis velocidades con relaciones cortas. La velocidad máxima se establece en 310 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 4 segundos con un coeficiente aerodinámico de 0,33. Su paso por curva ofrece una gran solidez gracias a la integración de una suspensión ajustable para circuito “PASM”. Además, cuenta con un sistema inteligente que adapta la dureza y el comportamiento de las suspensiones según la conducción para obtener el mejor rendimiento y seguridad. Al contar con un chasis robusto se han empleado unos amplios neumáticos, 245/35 ZR19 delante y 325/30 ZR19 detrás. Se han mentalizado tanto en su peso que la batería se puede solicitar en litio para rebajar 10 kilos respecto a la de plomo-ácido.

Su vista preliminar refleja un coche de carreras, por eso mismo en su interior encontramos barras antivuelco con cinturones de seis puntos, cuatro airbags y un extintor por si la avaricia acaba en un desagradable golpe. En su interior nos sumergimos en una auténtica maquina potente y precisa, con decoración alcántara en su totalidad y predominante en el tapizado del pomo y el volante. El precio final para disfrutar de esta maravilla es de 168.689 € (221.520$) sin impuestos incluidos. Una auténtica delicia para la conducción como el disfrute de una marca histórica y con la potencia del máximo estandarte en calidad alemana.

Chevrolet Volt

Antonio Fajardo

Para mi es difícil elegir un coche especial en estos extraños años. Las tendencias en distintos campos están cambiando cada vez más, lo que hace que los nuevos productos, si bien son mejores cada vez, también lo sean muy distintos de los de hace tan sólo unos años. Hasta hace bien poco las carreras por los mejores coches se podían definir en varias ramas; Por un lado las carreras de potencia, donde AMG, Ferrari, Lamborghini, Porsche y compañía se disputaban el pastel, y otra rama la de la seguridad, en la que hemos salido ganando todos.

Las tendencias ahora son más orientadas al downsizing, manteniendo potencias y mejorando la eficiencia, y a la electrificación de los coches, para liberarnos en parte del uso de combustibles fósiles, con todas las ventajas e inconvenientes que ello conlleva. Estamos viendo como están saliendo al mercado modelos híbridos y eléctricos, rompiendo las barreras que durante tanto tiempo han impuesto por la situación del mercado las petroleras. Pero ahora esos productos tienen compradores muy interesados, subvenciones y sobre todo, una necesidad que cubrir de cara al futuro.

Pero como toda nueva tecnología tiene un talón de aquíles, y en el caso de los coches eléctricos e híbridos es la autonomía de las baterías. Uno de esos coches puramente eléctrico es el Nissan Leaf, también nominado a coche del año en MotorFULL, pero yo prefiero al Chevrolet Volt, que aunque no es eléctrico 100% tiene otra serie de ventajas que lo convierten en mi selección para este 2010 que está a punto de acabar.

Algunos de vosotros estaréis pensando que ya existen desde hace tiempo modelos parecidos al Volt, como por ejemplo el Toyota Prius, un modelo muy vendido, muy fiable y muy rentable, pero el Volt es un paso hacia delante en la carrera hacia un vehículo eléctrico con una autonomía más que respetable. En modo eléctrico es capaz de recorrer entre 40Km y 80Km, una distancia que para ir y volver del trabajo me parece muy respetable y válida para la mayoría de las personas que viven en una ciudad. Además, cuando la batería está descargada puede usar el motor de combustión para recargarlas (funcionando siempre en el régimen óptimo, y así gastar lo menos posible), o incluso impulsando el propio vehículo (algo que ha generado bastante controversia debido a la forma de denominar al Volt).

El resultado es una media de menos de 4 litros de gasolina cada 100Km, mejorando la media del Toyota Prius (y seguro que algunos lo exprimen a base de bien y consiguen records). Este vehículo consigue una gran autonomía pensando principalmente en el modo eléctrico, llegando hasta los 600Km. Esta cifra es muy importante, pues permite tener la misma autonomía que en otros modelos puramente de combustión, eliminando uno de los principales problemas que tienen los eléctricos, aunque sin llegar a ser 100% eléctrico.

Pero esta no es la única razón. Debido a la crisis, GM se ha visto en una situación que la ha llevado al borde de la desaparición, pero este modelo ha supuesto la luz para la compañía. Yo lo veo como si fuera el salvador del imperio GM, la antorcha que hará que sigan adelante y resurjan en una nueva era verde. Quizá soy un poco idealista, pero este coche me ha hecho mirar al futuro con optimismo y energía, y eso es algo que valoro más que las prestaciones.

Lamborghini Murcielago SV

Jorge Leonpons

Sin duda, desde la hacienda de Joaquin del Val di Navarra, cuya sangre tiñó de rojo la arena de la plaza de Córdoba una tarde de 1879, bajo la espada del famoso matador Rafael Molina, conocido como Lagartijo, nace un nombre mítico entre los supercars de, exactamente, la primera década del 2000. Cada paso que ha dado ha dejado su huella imborrable en la arena del corro de los más fieros. Cavallinos, Tridentes y muchos más contrincantes han apostado por su derrota, pero desde Sant'Agata el Murcielago ha batido record de manera aplastante. Este año 2010 terminó su producción el mes de noviembre.

En el año 2001 cesaría la producción del último Lamborghini más puro mecánicamente, y empezaría la era desde el Grupo VAG introduciendo nuevas tecnologías mientras respetaría la filosofía de Lamborghini hasta la fecha. El Lamborghini Murcielago abarca varias versiones, desde la primera con 580 cv, pasando por la versión especial R-GT, hasta llegar a la más potente para calle denominada como Super Veloce (SV) de hasta 670 cv.

Es un modelo que se identifica como minimalista entre los demás, al verlo pasar te sorprende por sus líneas que intentan ser lo último en estilo. Su espíritu es siempre joven y desquiciado, tengas la edad que tengas siempre te sentirás como el chico malo de la película. Las formas rectas y cortantes te llevan a no saber ni como abrir sus puertas (LSD). Una vez logres entrar en el habitáculo, te quedarás encajado en su interior, solo te queda cerrar las puertas y acelerar. Disfruta del sonido del V12 en tu espalda, es algo que no se puede explicar con palabras. El cambio de marchas te adentrará en un mundo brusco donde el acelerador es con lo único que deberías tener tacto.

Lógicamente hay muchos V12 en la industria automotriz actual, pero quizás la mitad de los que haya no ofrezcan más de 600 cv, y menos todavía sobre una estética tan exótica como la de un Lamborghini. Cada casa se caracteriza por algo, y en esta casa se intenta que al piloto se le transmita todo el fervor del V12 tal cual a las manos. Que sienta cada pistonazo en su aceleración y que no se trate solo de velocidad, sino de la sensación de poder controlar tal bestia. Varias pruebas lo confirman, entre ellas, esta la del Diablo (standart) que con 492 cv y una punta de hasta 325 Km/h se fabricaría hasta el año 2001 sin tener ni siquiera ABS a pesar de haber mejoras mecánicas entre otras. No hace falta mencionar las impresiones del Diablo GT con 567 cv.

Creo que el Lamborghini Murcielago SV debería ser coronado como supercar del año porque no existe ningún deportivo de altas prestaciones que se equipare a diseño e impacto visual. Cualquier Ferrari, Maserati, Porsche, Jaguar, Viper, Corvette, Mercedes, Bentley, Aston Martin o incluso un Shelby Mustang, presentan líneas muy atractivas, rebeldes, que captan la atención y distintas según el modelo, más redondas o menos, pero ningún supercar intimida de la manera incidente en que te mira un Murcielago, te deja totalmente aturdido observando cómo consigue llegar a cautivar tu mente.

{democracy:40}