Sabine Schmitz, la reina del Infierno Verde

Muchas veces lo pensamos, o al menos yo lo hago, si el trabajo que tenemos nos llena realmente. Esto no significa que el trabajo que tengas no te guste, pero es parte de nosotros el querer siempre algo más. Y puesto que trabajar se nos lleva gran parte de nuestra vida, ¿qué mejor que tener un trabajo en el que disfrutamos? Levantarte cada mañana con una sonrisa de oreja a oreja porque vas a hacer lo que más te gusta en el mundo, y además en algo en lo que eres bueno. Me vienen a la cabeza muchas personas, pero sobretodo deportistas de alto nivel.

Pero hoy el caso del que vamos a hablar es de Sabine Schmitz, la conductora del taxi del Ring, un flamante BMW M5 que debe tener el olor a goma quemada ya impregnado en cada poro de su carrocería, el olor a discos de freno gastados en cada poro de la tapicería. Este taxi te permite, por la módica cantidad de 195€, el dar una vuelta como copiloto al circuito, y en el que se pueden subir hasta 3 personas. Además actualmente posee de forma privada un taxi con un Porsche 997 GT3 Cup, que ya son palabras mayores. Aun así, volviendo a hablar de Sabine Schmitz, BMW realizado un pequeño vídeo contando un poco su historia.

Esta mujer nació en el pueblo de Nürburg, y creció en el hotel que hay en el pueblo. Durante su infancia muchos pilotos famosos que acudían al circuito a correr, al no haber demasiados hoteles por la zona, se hospedaban en el de su madre. Esto hizo que el interés de Sabine por el mundo del motor y la competición fuera creciendo. Algo normal si estás rodeado de los mejores pilotos del mundo. Pilotos como Ascari o Piquet, rodeados de los mejores ingenieros y mecánicos del mundo hablando sobre competición tienen que calar hondo. Y en Sabine lo hicieron tanto que con 13 años decidió que quería ser piloto de carreras. Con 17 años le "cogió prestado" el BMW a su madre y se dio su primera vuelta al Ring. Tan sólo se presentó en el circuito con el ticket, con la curiosa anécdota de que al ser una persona del pueblo, quien estaba en la entrada la conocía y la dijo: "oh Sabine que bien, ya tienes 18, ¿no? Y ya tienes carnet de conducir."

Quizá lo que más me haya llamado la atención es que ha ganado 45 carreras en el Ring, una cifra increible y que definitivamente la acredita, como bien la llaman todos, la reina del Ring. Pero el vídeo me parece muy interesante para conocer a esta mujer, a la que conocí por primera vez a través de un vídeo de Top Gear y una Ford Transit. Pero desde luego lo que me gusta es la pasión y el sentimiento que pone al hablar de su trabajo, y porqué no negarlo, la envidia sana que me da al verla sonreír mientras conduce.

Vía: Autoblog