Red Bull X1 Prototype: del videojuego a la realidad

Cuando hablamos de coches y videojuegos, es imposible no pensar en la saga Gran Turismo. Desde que se presentara la primera entrega en 1997, sus gráficos y el realismo de su conducción nos ha dejado siempre impresionados. Cada nueva entrega no hacía más que mejorar la anterior, y el Gran Turismo 5, que después de infinidad de retrasos podría estar listo para estas Navidades, ha llevado este concepto de "realismo" a un nuevo nivel. La última entrega ha redefinido la línea que separa realidad de ficción, hasta el punto de que un coche diseñado exclusivamente para el juego, finalmente ha dado el salto de la pantalla a la mundo real.

Hablo del Red Bull X1 Prototype, un ejercicio tecnológico que Adrian Newey y la gente de Red Bull ha llevado a cabo para crear el Formula 1 ideal, partiendo de la premisa de que no había ni límites ni reglamentaciones por cumplir. Hasta hace unos días, tan sólo se trataba de un proyecto virtual, esos que tanto gustan a los ingenieros, un que pasaría si. Gracias a unas fotografías publicadas en la revista Evo Magazine, ahora hemos podido saber que el coche existe, y que se ha fabricado en las instalaciones que la escudería británica tiene en Milton Keynes.

Desgraciadamente, este X1 Prototype tan sólo se trata de una maqueta a escala real realizada por Red Bull para la presentación del videojuego que tendrá lugar en Madrid en unas semanas - una ciudad, por cierto, que en esta nueva entrega contará con circuito propio. Así pues, el sueño de ver rodar este coche en un circuito real seguirá siendo eso, un sueño. Y es que, admitámoslo, fabricar un coche así no tiene ni sentido ni razón de ser. Eso por no comentar el hecho de que con una capacidad de generar hasta 8,25 Gs de fuerza lateral, sería inconducible incluso para el más preparado piloto de Formula 1.

A pesar de que las primeras informaciones apuntaban a que el Red Bull X1 Prototype equipaba un motor con turbina de gas, en realidad de trata de un 3.0 V6 bi-turbo derivado del motor de Formula 1 - virtualmente hablando, claro. La potencia de 1.483 caballos, no obstante, permanece inalterada. Esto le permitiría, virtualmente hablando, acelerar de 0 a 100 km/h en 1,4 segundos, 2,8 para llegar a 193 km/h, y 6,1 para alcanzar los 320, lo que es virtualmente increíble.

No obstante, no es la primera vez que un coche da el salto de la pantalla a la realidad. También diseñado en exclusiva para el videojuego Gran Turismo 5, el Citroën GTbyCitroën fue presentado en el Salón de París de 2008 como un concept car totalmente funcional, hasta el punto de hablarse incluso de una posible producción limitada. Unos rumores que al final quedaron en eso, rumorología popular de la buena.

Vía: Autoblog