Nuevos parabrisas antihielo y antivaho de la mano de Volkswagen

Si una mañana de invierno cuesta levantarse para ir a trabajar, con lo bien que se está metido en la cama con el edredón, no hay cosa peor que salir a la calle y encontrarte el parabrisas cubierto de hielo. En esos momentos tan... empiezas a hablar en un idioma raro mientras rascas como buenamente puedas el cristal. Ese ratito al fresco con las manos heladas hace que tu día comience de maravilla... Por suerte existen remedios caseros, o incluso productos que venden en algunas tiendas, para no tener ese problema mañanero.

El más habitual y fácil consiste en poner un cartón en el parabrisas al aparcar. Otros productos, parecidos a los repelentes de agua para lluvia, tienen el mismo problema que este, ya que con el paso del tiempo desaparece el efecto y hay que volver a aplicarlo.

Por suerte los chicos de Volkswagen llevan tiempo sufriendo este mismo problema y también buscando una solución. Entre Volkswagen, Audi y el instituto tecnológico de materiales Fraunhofer han inventado un tratamiento químico que se le da a la superficie del cristal, y que elimina la necesidad de rascar por las mañanas. Como efecto secundario también evita la formación de vaho en el interior del vehículo, así que mejor todavía. Aunque para eliminar el vaho basta con poner el aire acondicionado, que quita humedad al aire, y con eso problema resuelto, pero si de esta manera nos ahorramos ponerlo mejor. A este revestimiento lo llaman Low-e (Low Thermal emissivity, baja emisividad térmica).

Este recubrimiento, formado por óxido de indio y estaño, lo que hace es absorber más radiación en vez de reflejarla hacia el cielo, lo que hace que mantenga una mayor temperatura y evite la formación de hielo en la superficie hasta los -18ºC. Pero no todo es tan bonito como parece. Estos resultados dependen bastante de las condiciones existentes. No evita al 100% que se forme hielo, pero si reduce de una forma muy significativa la formación del mismo. Además han reconocido que tienen un problema y gordo. Este recubrimiento parece ser que también bloquea las ondas de radio que utilizan los teléfonos móviles y las radios, y es uno de los principales obstáculos antes de poder sacarlo al mercado. Ah, ¡que maravillosa es la ciencia!

Vía: Volkswagen