Más de 100 coches multados de camino a Monticello

Muchas veces cuando he ido de camino a un circuito para una carrera, curso o tandas suelo estar bastante animado por lo que voy a realizar. Esa misma sensación se da también al acabar la jornada y tener ganas de más. Además, estas "caliente" después de haber rodado, y es más fácil que las emociones puedan nublar tu sentido de la seguridad. Siempre hay que mantener la calma por muchos motivos. El principal sin duda, la seguridad propia y la de los demás, que ni la carretera es un circuito ni los que conducen por las calles son pilotos. Otro motivo es que cualquier incidente puede arruinar un día que tendría que ser fantástico para cualquiera de nosotros.

Además tenemos en Madrid un caso muy particular que no sólo afecta a la gente que va al circuito, sino al propio circuito y su reputación. Hace dos años los vecinos colindantes al circuito del Jarama ganaron un juicio por ruidos, en el que se obligaba al circuito a no sobrepasar los 90db. Normalmente los cursos y los eventos empiezan bastante tempranos, y aunque el circuito no pueda sobrepasar ese nivel de ruido, muchos coches si pueden. Además, el acceso al circuito es a través de una urbanización, y tienes que circular por delante de casas de particulares antes de entrar. Si la gente que va al circuito molesta, hace mucho ruido y corre demasiado por las calles antes de entrar estará dando mala fama no sólo al circuito, sino a la comunidad de gente que le gusta rodar. Esto es lo que ha ocurrido en el circuito de Monticello, situado a 90 minutos de la ciudad de Nueva York...

Recientemente se celebró en el circuito un evento benéfico en el que participaron miembros del club ExoticsRally. Por 100$ podrías rodar en el circuito detrás de un coche guía. Este circuito es muy exclusivo, algo parecido al circuito del Algarve Ascarien España, por lo que los que ya habían tenido el placer de conducir podrían optar a comprar vueltas rápidas por su cuenta o aumentar el tiempo que pueden rodar en pista. Como os imaginaréis, la mayoría de los coches que allí fueron eran deportivos. Aston Martin, Dodge Viper, Chevrolet Corvettes o Nissan GT-Rs se paseaban por el asfalto.

Pero muchos de los dueños, probablemente emocionados con la idea de poder lucir sus preciosos coches en el circuito se olvidaron de todo lo que os he comentado al principio de la noticia, y la policía, que de tonta no tiene un pelo, se puso a controlar la velocidad de los coches que al circuito iban llegando. El resultado de estas dos cosas se convirtió en más de 100 coches amonestados por ir a más de 100 millas por hora (160 Km/h). Como ya hemos dicho, esto no ayuda para nada a la comunidad tan pequeña que somos, por lo que respetad las normas de circulación cuando estéis en la carretera, da igual la situación.

Vía: Autoblog | Imagen: MonticelloMotorClub