Aston Martin vuelve a cambiar de opinión y da luz verde al Lagonda

Hace tan sólo dos meses, os comentábamos la noticia de que Aston Martin finalmente había decidido cancelar el proyecto Lagonda, con el que pretendían entrar en el segmento de los todo-terrenos de lujo por la puerta grande. El Aston Martin Lagonda fue presentado en el Salón de Ginebra de 2009, y desde un buen principio, nunca convenció ni a público ni crítica, más bien al contrario. En vista del pésimo recibimiento que tuvo (y estoy siendo todo lo suave que puedo), parece que fue el propio David Richards, actual propietario de Aston Martin, quien decidió dar marcha atrás y cancelar la propuesta definitivamente.

Ahora parece que se lo han vuelto a pensar, y es que su presidente, Ulrich Bez, ha afirmado en un evento en Amsterdam, que el Aston Martin Lagonda finalmente ha recibido la luz verde para pasar a producción, exactamente lo contrario de lo que dijo Richards hace un par de meses. Parece que en Aston Martin cada uno va por libre y dice lo que le viene en gana. El hecho es que según el propio Bez, los planes para revivir la marca británica están "casi completados". A pesar de que la crisis fue precisamente una de las razones por las que se dijo que el proyecto se iba a cancelar, ahora parece que han cambiado completamente de opinión, viendo como un todo-terreno enfocado al lujo sería todo un éxito comercial en mercados emergentes como China, Emiratos Árabes o Rusia.

Tras el acuerdo al que han llegado el Grupo Daimler y Aston Martin, y teniendo en cuenta que el Aston Martin Lagonda Concept estaba fabricado alrededor de la plataforma de un Mercerdes-Benz Clase GL, podemos dar por hecho que la versión de producción también compartirá multitud de componentes con los alemanes de Stuttgart, con el objetivo último de reducir costes en la medida que sea posible. Respecto a las motorizaciones que pueda usar el nuevo crossover de Aston Martin, de momento no se sabe absolutamente nada al respecto, por lo que hablar sólo sería especular por especular.

En vista de las feroces críticas que suscitó el concept en el Salón de Ginebra, no sería de extrañar que el nuevo Lagonda no tuviera nada que ver, estéticamente hablando, con lo que hemos visto hasta ahora, optando por un diseño bastante más conservador y elegante, y mucho más acorde con la imagen de la marca. Claro que el último Lagonda tampoco era un portento en cuando a belleza se refiere, sino más bien al contrario, siendo uno de los coches menos agraciados de los años ochenta. El nuevo Lagonda, por su parte, no sólo no mejora la estética de su antecesor, sino que además no tiene nada que ver con la marca de la que toma prestado el nombre.

Hace años, Porsche decidió adentrarse en el segmento de los todo-terreno con el Cayenne, y desde entonces, digamos que la posición económica del fabricante alemán ha sido envidiable a todos los niveles. No hay duda de que Ulrich Bez debía tener esta idea en la cabeza cuando finalmente dio luz verde al proyecto, aunque me temo que mucho ha de cambiar el Lagonda para poder emular el éxito comercial del Cayenne. A poco que se parezca a lo que vimos el año pasado en Ginebra, no le auguro un futuro muy prometedor.

Claro que todo esto será papel mojado en el momento en que alguien en Aston Martin vuelva a cambiar de opinión respecto al Lagonda, que últimamente es demasiado a menudo.

Vía: World Car Fans