Asistimos a la presentación mundial del Gran Turismo 5 en Madrid

Este miércoles pudimos asistir a la presentación mundial en Madrid el esperado Gran Turismo 5 para PS3. La presentación tuvo lugar en la galería de cristal que se encuentra en el palacio de Cibeles, un lugar muy bonito que estaba adornado con luces y logos de Gran Turismo 5. El evento comenzaba a las 18 horas, pero media hora antes ya nos congregábamos unas cuantas personas esperando para acreditarnos. A medida que se acercaban las 18 horas se empezó a agolpar bastante gente, lo que denotaba que iba a ser un evento bastante importante.

En la puerta del recinto nos esperaban un Nissan GT-R en un lado y el C4 WRC de Loeb en el otro, cual leones del congreso de Madrid, mostrándonos sus parrillas delanteras a modo de garras. Pasamos las puertas y nos encontramos con una gran sala dividida en 2 partes. La parte principal la componía el escenario y todas las sillas para los asistentes a la presentación, con una gran pantalla de proyección y un pequeño atril. Detrás de las sillas se encontraba una zona elevada para cámaras y un muro, que separaba la zona de presentación de la zona de exposición. En una parte de la zona de exposición, al final del todo, nos encontramos con varios deportivos reales de exposición, aunque todavía cerrada al público hasta después de la presentación. Después de un rato de investigación y una pequeña charla con Lucas Ordoñez nos sentamos, se apagan las luces y se oye aquello de… Welcome ladies and gentlemen...

Después de una pequeña presentación en inglés subió al escenario el vicepresidente del SCEE, James Armstrong, que nos habló un poco sobre el juego, para después presentar al creador de la saga Gran Turismo, Kazunori Yamauchi, que nos deleitó con una charla en perfecto japonés (del que a duras penas conseguía entender palabras sueltas), pero por suerte contábamos con auriculares con traducción simultanea. Hizo un repaso a la historia de la saga, comentando lo más importante de cada título, y luego pasó a comentar algunos coches que salen en el juego. La parte final de la presentación se la pasó comentando cosas sobre la GT Academy, señalando a Lucas Ordoñez y Jordan Tresson, ganadores de la misma, para acabar presentando a Jaime Alguersuari ante el público y destapar juntos la maqueta del Red Bull X1 Prototype.

Para cerrar la presentación subió al atril el vicealcalde de Madrid, debe ser que para darle un toque de humor con sus comentarios acerca del mundo del motor en Madrid… Desde luego este hombre no sabe cómo está el mundo del motor en Madrid, ni le debe importar mucho. Y para acabar, una sesión de fotos entre el vicepresidente de SCEE, el vicealcalde, Yamauchi y Alguersuari. Cuando se despejó aquello un poco pude hacer unas cuantas fotos al Red Bull X1 Prototype. La primera impresión que me dio fue por el tamaño. Es realmente pequeño, pero suficiente para una persona. Básicamente se trata de un F1 carenado, una mezcla entre un F1 y una barqueta, pero con la libertad de construir un coche con la aerodinámica que quieres sin tener que cumplir un reglamento. La verdad, es bastante impactante el aspecto del coche, con unas lineas muy bonitas y suaves. Pero otros detalles denotaban que era una maqueta a escala, pero no como las que fabrican para la F1. Se notaba el plástico imitando la fibra de carbono entre otros detalles, pero aun con todo lograba esbozarte una sonrisa.

Al acabar el minibook del Red Bull X1 Prototype tocaba pasearse entre los coches que allí había. A ambos lados del escenario encontramos un Mercedes SLS AMG y el Nissan 370z de la GT Academy. Los otros 7 se encontraban en la zona que al principio estaba cerrada, junto a un minicockpit con un DFP y una Sony Bravia 3D, para probar cada coche de los allí expuestos en el juego. Como yo no soy de mandos probé el juego en uno de esos sitios, pero eso lo comentaremos luego. De la pequeña muestra de los más de 800 coches que tiene el juego allí encontramos un Mercedes 300SL original. Simplemente impresionante y precioso aun con el paso de los años.

Detrás de esta joya se encontraba uno de esos coches que a mi me han llamado la atención desde que empecé a leer de él. Se trata del Tesla Roadster Sport. Ni me lo esperaba ver allí, pero se me debió quedar cara de tonto seguro. No puedo decir nada más salvo que me ha encantado todavía más. Ojala en un futuro pueda probarlo. Y en fila le seguía un Nissan GT-R negro, y con la poca luz que había daba igual hacerle fotos con flash o sin flash. Creo que poco hay que comentar sobre este musculoso japones ya, puesto que no le queda nada por demostrar desde que salió. Haciendo otra fila en el lado contrario encontramos un Lamborghini Gallardo LP 570-4 Superleggera con sus 570cv de nada y acabado en ese precioso color naranja.

El siguiente es otro gran conocido aunque lleve poco entre nosotros; El Ferrari 458 Italia en amarillo. El frontal no me convencía mucho en las fotos, principalmente por las aberturas que tiene en los interiores de los faros, pero visto al natural... ¿cómo puede no gustarte este coche? El siguiente es el segundo coche de competición que allí había, un Lexus IS F al que poca gente le prestaba atención, pero que seguro que impresionaría en pista a la mayoría de los asistentes. Y para cerrar, un Toyota FT-86 Concept. Tuve la suerte de poder ver una versión previa en Abril en una exposición de Toyota en Tokio, y ahora poder ver una versión más avanzada, con el interior definido y un nuevo paragolpes delantero.

Ahora comentando el juego, por un lado gráficamente es impresionante, pero a nivel de simulación no me pareció nada espectacular. Tampoco puedo valorar el juego por haberlo probado 20 minutos, y para eso tenemos a nuestros compañeros de ecetia, que gustosos os contarán todos los detalles de este gran juego. Aun así la sensación de realismo que tanto se han empeñado en vender quedó disipada cuando recorriendo el circuito de Madrid (topicazo con el nombre, circuito del sol, pero eso si, recreado muy bien) probé a ver qué pasaba si casualmente me estrellaba contra un muro, y el coche siguió prácticamente igual. Quizá haya opciones que al desactivarlas el juego gane realismo, por eso no quiero dar una opinión más allá de la pequeña prueba que hice.

Y como broche antes de volver a casa se daban vueltas como copiloto alrededor del trazado del circuito de Madrid pero en la realidad, con deportivos de verdad, eso si, sin estar cerradas las calles (vamos que cumpliendo las normas de circulación). Antes de empezar esos copilotajes, al salir a la calle me encontré con Miguel Ángel de Castro y Álvaro Espinosa, con quienes charlé poco rato ya que eran quienes organizaban la parte de los coches reales que estaba a punto de comenzar. Tras la pequeña charla bajé hasta el lateral del Paseo de la Castellana, y vi llegar un SLS rojo precioso mientras oía rugir su motor. La pena fue que no pude subirme en él, pero si en otro deportivo. La vuelta al circuito fue bastante tranquila, subido en un Maserati Gran Turismo (que le viene el nombre al pelo para el evento) mientras charlaba con el monitor. Al bajar del coche ya había hecho prácticamente todo lo que se podía hacer, así que volví al recinto para despedirme de algunos de los asistentes y pilotos, dando por cerrada esta interesante velada que fue la presentación mundial del Gran Turismo 5.