Volkswagen Passat Bluemotion: 2.456 kilómetros con un solo tanque de combustible

Con el nuevo Volkswagen Passat recién presentado en el Salón de París, curiosamente ha sido la generación anterior la que estos días se ha llevado todos los titulares, tras cruzar toda Europa con un solo tanque de combustible. Este épico viaje ha llevado a reportero Gavin Conway desde Maidstone, en el Reino Unido, hasta el sur de Francia, para acto seguido dar media vuelta y emprender el camino de vuelta. Desgraciadamente, el coche se quedó sin gasolina a poco de llegar a su destino, en Calais, Francia, dejando la marca en unos impresionantes 2.456,87 kilómetros. Repito: con un solo tanque de combustible. Un récord que ha permitido al fabricante alemán entrar de lleno en el Libro Guiness de los Récords.

El coche en cuestión era un Volkswagen Passat Bluemotion, completamente de serie y sin modificación alguna. El motor es un modesto 1.6 TDI con common rail, que rinde la friolera de 105 caballos. No son muchos caballos, aunque como os podéis imaginar, en un reto así, la potencia es definitivamente lo de menos. Antes que nada, los técnicos drenaron el depósito del Passat en Maidstone, al sur-este de Londres, para llenarlo de nuevo hasta los topes. Literalmente. 77,25 litros del diésel normal y corriente, de surtidor. Nada de diésel plus, ni diésel performance, ni cosa que se le parezca. Aquí no hay ni trampa ni cartón.

Evidentemente, un récord así sólo se fragua gracias a los pequeños detalles, y este Passat cuenta con unos cuantos secretitos. Como en el Golf y el Polo Bluemotion, la aerodinámica ha sido trabajada hasta el más mínimo detalle, a lo que debemos sumar unos neumáticos de baja resistencia, una altura de la carrocería rebajada, unas relaciones del cambio largas o el uso de la tecnología start/stop. Todo esto puede llevar a pensar que Volkswagen ha hecho trampas, pero nada más lejos de la realidad: estas modificaciones vienen con el coche, de serie. Cosas del Bluemotion, me imagino.

Junto a Conway, en el coche viajaba un acompañante y el equipo de cámara, seguidos de cerca de una furgoneta de AA para oficializar el récord, algo así como una especie de "observadores imparciales". Tras tres días de viaje y casi 2.500 kilómetros, el Passat Bluemotion ha marcado una velocidad media de 72,4 km/h, hechas su mayoría en autopistas francesas. En consecuencia, el consumo ha sido mínimo: 3,14 litros cada 100 kilómetros, bastante por debajo de los 4,40 que el modelo declara oficialmente en su ficha técnica.

Para que os hagáis una idea de lo que ha significado esta gesta, 2.456,87 kilómetros vienen a ser, más o menos, la distancia que separa la capital del Reino Unido con Málaga, que no es poco. Y eso que aquí en ningún momento se ha mencionado la tecnología híbrida!!

Vía: Autoblog