Pagani Zonda 750, la enésima versión especial de Pagani

Ésto de Pagani y las versiones especiales del Zonda ya empieza a entrar en el terreno de lo ridículo. Cuando todos dábamos ya por hecho que el Pagani Zonda HH iba a ser la última entrega de uno de los deportivos más impresionantes de todos los tiempos, el fabricante italiano nos sorprende con el nuevo Pagani Zonda 750, la última entrega del super-deportivo italiano. Acabado en un espectacular color violeta, en perfecta combinación con el negro de la fibra de carbono, el Zonda 750 está basado en el Zonda Cinque (que a su vez está basado en el Zonda R, que a su vez está basado en el Zonda F... y así me podría tirar dos días), y recibe varias mejoras en el apartado mecánico, así como un color de la carrocería único en este modelo.

Lo más destacado en el Zonda 750 es el motor 7.3 V12, de origen AMG, y que para esta especial ocasión, ha visto como su potencia aumentaba de los 680 caballos a unos impresionantes 750 (de ahí el nombre), convirtiéndose de paso en unos de los motores atmosféricos más potentes del momento. La otra novedad destacable en el Pagani Zonda 750 es la cubierta del motor, habitualmente opaca, aunque para esta versión especial se le ha dotado de unas pequeñas ventanillas en la parte posterior, que aumentarán ligeramente la luminosidad del habitáculo.

A parte del llamativo color magenta, exclusivo para este modelo, estéticamente también merece mención especial la discreta aleta que une la entrada de aire encima del techo con el alerón posterior. Al igual que en los Formula 1, ésta sirve para proporcionar estabilidad a altas velocidades, algo especialmente necesario cuando hablamos de potencias superiores a los 700 caballos.

Lo que me resulta curioso de todo esto es que, si bien el Zonda es un coche de "producción" como otros muchos, todos los modelos están personalizados al detalle, incorporando cualquier capricho, gadget, color o accesorio que al cliente de turno se le pueda pasar por la cabeza. De aquí que me sorprenda ver tantas versiones especiales, como puedan ser el Tricolore, el Uno o el Zonda HH, que en definitiva no son más que un Zonda Cinque con tal o cual pintura, y con ligeras mejoras aquí y allá.

La respuesta me imagino que la podemos encontrar en los clientes, caprichosos ellos, que más que conformarse con uno de los cinco Zonda Cinque fabricados, prefieran un modelo exclusivo para ellos, para, de esta forma, poder fardar delante de los amigos y decir que su Pagani Zonda es único en el mundo. En este caso, no obstante, se ha de reconocer que el incremento de potencia es más que notorio, especialmente teniendo en cuenta que sacar ese caballage de un motor atmosférico es harto difícil.

Con el sustituto del Zonda a la vuelta de la esquina (su presentación de espera para el Salón de Ginebra), la pregunta es: ¿será el Pagani Zonda 750 la última versión especial del deportivo italiano? Yo, personalmente, no pondría la mano en el fuego...

Vía: Autoblog