Nuevos datos e imágenes del sustituto del Pagani Zonda

Pagani tiene la firma intención de revolucionar el patio con su nuevo Zonda, poniendo el listón aún más alto si cabe, y marcando nuevas referencias en cuanto a prestaciones y eficiencia. El sustituto del Zonda, conocido internamente como C9, ha sido cazado recientemente en plena sesión de pruebas, y en las imágenes podemos ver, ya con cierta claridad, algunos elementos del diseño que hasta ahora habían estado cubiertos por una gruesa capa de camuflaje. Según parece, la nueva obra de Pagani podría estar lista para el próximo Salón de Ginebra, a celebrarse en el mes de marzo.

El nuevo Pagani no sólo implicará una "revolución" en el exclusivo segmento de los super-deportivos, sino que también romperá con muchas de las soluciones con las que contaba el actual Zonda, empezando por el motor y el cambio, y acabando por el propio proceso de fabricación. Para empezar, el motor perderá la impresionante banda sonora del motor 7.3 V12 atmosférico, para montar en su lugar un V12 bi-turbo, suministrado como es habitual, por la casa AMG.

Aunque Pagani afirma que su motor será completamente nuevo, no es descartable que esté basado en la mecánica del Mercedes-Benz SL65 AMG Black Series, con 6 litros de cilindrada, y una potencia de 700 caballos. El par motor ronda los 990 Nm, una cifra brutal que supera ampliamente los datos del anterior propulsor atmosférico. Lo que seguro que no hereda del SL65 Black Series es el cambio automático de cinco relaciones, muy poco deportivo para los estándares de la marca. El nuevo Zonda, en su lugar, equipará un cambio secuencial de siete relaciones, fabricado por el especialista británico X-trac, y muy similar a los que actualmente ya equipan los últimos Zondas en ser presentados.

Pasar de un motor atmosférico a uno turbo-alimentado, para muchos, será un total y absoluto sacrilegio, más aún cuando el motor del Pagani era toda una referencia en este aspecto. La razón de este cambio no hay que buscarlo en el aumento de potencia ni en el descomunal par que ofrece el nuevo motor, sino en las emisiones.

La anterior generación nunca llegó a cumplir la normativa de la Environmental Protection Agency and Department of Transportation, por lo que su comercialización en el mercado norte-americano ha sido, de alguna manera, una espina clavada para Horacio Pagani. El nuevo Zonda, por contra, promete rebajar las emisiones en un 50% respecto a sus rivales más directos, cumpliendo de pasada, la también exigente normativa Euro 5. Ésto le ha abierto las puertas al importante mercado norte-americano, cerrado hasta ahora para el pequeño constructor italiano por culpa de sus exigentes condiciones.

Claro que no todo son buenas noticias. El aumento de producción derivado de la comercialización del nuevo Zonda en los Estados Unidos es, a día de hoy, más un problema que una ventaja. La nueva situación forzará a Horacio Pagani a mover su fábrica a unas nuevas y mejores instalaciones. Si no recuerdo mal, actualmente Pagani puede fabricar a un ritmo de 12-15 unidades al año, una cifra que aumentará, según las previsiones, hasta las 40 una vez se introduzca el nuevo modelo.

En las imágenes que acompañan esta entrada podréis ver al sustituto del Zonda en plena sesión de pruebas, y con menos camuflaje del que estamos acostumbrados. Para empezar, vemos que el C9 parece integrar mucho mejor las entradas de aire laterales para refrigerar el motor V12. En el capó, uno no puede evitar acordarse del Ferrari Enzo cuando ve las salidas de aire que se han montado, llamadas a mejorar la refrigeración del exigente motor bi-turbo. Estéticamente, y como ya comentamos en su día, lo más destacado es la incorporación de puertas "ala de gaviota", toda una novedad en este modelo.

Según comenta Autocar, el peso no debería exceder los 1.230 kilos de peso, al misma cifra que marca el Pagani Zonda F. Y es que el nuevo C9 se ha beneficiado de todo el desarrollo que el fabricante italiano ha hecho en lo que hace referencia a materiales ligeros. Por ejemplo, el monocasco se fabricará en una mezcla de carbono-titanio, un material ya probado en el Zonda Cinque y que es tan ligero como prohibitivamente caro.

Evidentmente, todo esto tiene un precio. Pagani afirma que el nuevo Zonda no debería ser más caro que las últimas versiones que han salido de la fábrica, por lo que estamos hablando de un precio que ronda los 900.000€. Como he comentado al principio de la entrada, si todo va según lo previsto, la nueva macchina de Pagani será presentada en el Salón de Ginebra. Yo ya cuento las horas...

Vía: Autocar