Tecnología híbrida para el sucesor del Ferrari Enzo

A los más ferraristas quizás no les haga gracia esta noticia, pero según Autoweek, Luca Cordero di Montezemolo, jefe supremo de Ferrari, ha afirmado en una entrevista que el futuro sucesor del Ferrari Enzo contará con tecnología híbrida. Si, señores: ni siquiera una marca con el prestigio y el pedigree de Ferrari es inmune a la necesidad de reducir emisiones y aumentar la eficiencia de sus coches. Este superdeportivo, que continuará la estirpe iniciada con el 288 GTO, será un punto y aparte en cuanto a tecnología, incorporando muchas de las soluciones que ya se vieron en el Ferrari 599 HY-KERS.

La novedad más destacada es, obviamente, el Kinetic Energy Recovery System, o KERS, desarrollado por la Scuderia en la Formula 1. Este sistema puede reducir las emisiones de CO2 en hasta un 35%, lo que permitirá a la marca de Maranello poder seguir usando motores de gran cilindrada - incluidos los V12, que hasta hace dos días eran seriamente cuestionados por los altos niveles de consumo y emisiones que tenían. Curiosamente, todos los rumores apuntan precisamente a que el motor del nuevo Enzo, conocido popularmente como F70, seguirá siendo un V8 bi-turbo como el que ya usó el F40 y el 288 GTO, ofreciendo una potencia en torno a los 660 caballos. La introducción de un sistema híbrido, y la sensible reducción de emisiones que ésto implica, podría hacer replantearse a Ferrari la utilización de un V12 en su lugar. De momento, no obstante, pocos son los detalles que se sepan a ciencia cierta sobre el F70. Todo lo demás es especular por especular.

Esta entrevista se enmarca en los rumores que circulaban por Italia y que daban por hecho que Luca Cordero di Montezemolo pensaba dar el salto a la política, de la mano del Presidente Berlusconi, haciéndose con la cartera del Ministerio de Industria. Montezemolo, aunque no ha cerrado la puerta del todo a esta oferta, es claro en este aspecto: "Quiero consolidar el nuevo ciclo de producción en Ferrari, para asegurar un futuro brillante para una compañía que ha estado estrechamente ligada a mi vida". Un ciclo que bien podría empezar con el ya mencionado sustituto del Enzo, el cual no se espera hasta 2012, y que con casi toda seguridad, marcará un cambio de tendencia que llevará al constructor italiano a construir coches más compactos y de dimensiones más reducidas, como ya dejó caer en 2007 con el concept Millechili.

Montezemolo también aprovecho para sacar pecho con los buenos resultados que Ferrari obtuvo el año pasado, a pesar de la crisis financiera que afectó a todo el mundo, y de la que Ferrari tampoco fue inmune. Las ventas tan sólo cayeron un 4,5% en 2009, aunque los beneficios lograron mantenerse en un 13,8%, vendiendo un total de 6.235 unidades. Para el 2010, Montezemolo espera vender más unidades que el pasado año, gracias en parte a la introducción del 458 Italia, del 599 GTO, y del aumento de ventas en un país como China, país en el que Ferrari tiene puestas muchas esperanzas.

Vía: Autoweek