Primeras imágenes del SSC Ultimate Aero II

El SSC Ultimate Aero tuvo el honor, durante un breve periodo de tiempo, de ser el coche de producción más rápido del mundo, superando incluso al mismísimo Bugatti Veyron. Desgraciadamente, para ellos, Bugatti se puso las pilas, y a principios de Julio destrozó todos los récords con el Bugatti Veyron Super Sport y sus estratosféricos 431,07 km/h. Como si de una batalla táctica se tratara, ahora le toca el turno a SSC, y los americanos no han querido perder ni un minuto. Vía Jalopnik nos llegan las primeras imágenes del SSC Ultimate Aero II, el coche llamado a superar al Veyron Super Sport. El nuevo superdeportivo americano fue presentado en Monterrey, durante el Pebble Beach Concorso d'Eleganza, ante un selecto grupo de potenciales clientes.

Shelby Supercars (nada que ver con Carroll Shelby y el Cobra) ha puesto toda la carne en el asador y ha contratado los servicios del ahora nuevo diseñador jefe de Saab, Jason Castriota, quien alcanzó renombre internacional con el Pininfarina P4/5 y el Bertone Mantide. Viendo las fotos del Ultimate Aero II, podemos ver que la influencia del diseñador es notable, siendo una mezcla de los ángulos rectos y agresivos del Mantide con la perfilada carrocería del P4/5. Un diseño, en definitiva, mucho más moderno y actual que el del anterior Ultimate Aero TT.

A pesar de que los detalles técnicos aún no han sido desvelados, es de esperar que la potencia no sea inferior a los 1.100 caballos de la del anterior generación del Ultimate Aero. Para lograr estas cifras de potencia, el motor V8 twin turbo ha recibido numerosas mejoras, especialmente en lo que hace referencia a la refrigeración. Con un peso que está en torno a los 1.300 kilos, tenemos una receta casi perfecta para un nuevo récord. Recordemos que el anterior récord del SSC estaba en los 412,28 km/h, una cifra que debería ser superada en unos 30 km/h si realmente quieren plantarle cara al Veyron Super Sport.

Hasta ahora, lo único que habíamos podido ver del coche era un pequeño teaser donde prácticamente no se veía nada. Ahora ya tenemos dos fotos "oficiosas" y un pequeño vídeo de la presentación donde, a pesar de que el coche no aparece en ningún momento, podemos ver la positiva reacción de los acaudalados clientes (solo hay que ver los coches con los que llegan a la cita) cuando el coche es descubierto:

Ahora bien: ¿es el SSC Ultimate Aero II una verdadera alternativa al Bugatti Veyron? Personalmente creo que no. Aquí lo que estamos comparando es un deportivo cuyo único y claro objetivo es el de obtener la máxima velocidad posible, contra el Veyron: un coche que combina deportividad con el lujo más sibarita, y que permite a su afortunado conductor alcanzar los 400 km/h sin apenas despeinarse (véase el vídeo de James May en Ehra-Lessen). Estoy seguro de que las sensaciones al volante de uno y otro son completamente diferentes; después de todo, los dos coches también responden a objetivos totalmente diferentes.

Vía: Jalopnik